Foto: 947051 (Pixabay)

Uno de los pocos bastiones de pureza que quedan en este mundo desamparado (los cachorros) podr√≠a estar diseminando sin querer una superbacteria que causa diarrea. La semana pasada, el CDC inform√≥ que un brote de Campylobacter jejuni resistente a m√ļltiples f√°rmacos ha afectado a m√°s de 100 personas en los √ļltimos dos a√Īos. La mayor√≠a de estas v√≠ctimas hab√≠an estado recientemente con un cachorro en una tienda de mascotas.

C. jejuni es uno de los culpables m√°s comunes de intoxicaci√≥n alimentaria. Causa aproximadamente 1,3 millones de casos solo en los Estados Unidos cada a√Īo. La mayor√≠a son casos aislados y rara vez forman parte de un brote. Sin embargo, a veces se producen epidemias y se sabe que los perros son una fuente ocasional de infecciones de C. jejuni.

En agosto de 2017, el Departamento de Salud de Florida se enteró de seis casos de C. jejuni vinculados a una cadena de tiendas de mascotas con sede en Ohio. El CDC también confirmó que la misma cepa de los casos de Florida también era responsable de un caso en Ohio. Después de eso, las agencias agrícolas y de salud de varios estados, junto con el CDC, comenzaron a buscar sucesos similares por todo el país.

El día 28 de febrero de 2018, ya se habían confirmado 118 casos de la misma cepa en una serie de epidemias a lo largo de 18 estados. De las 106 personas entrevistadas por los funcionarios, 105 habían estado expuestas a perros antes de enfermarse, y 101 personas habían tocado específicamente cachorros. 29 de los enfermos eran empleados en tiendas de mascotas. Al menos 24 personas fueron hospitalizadas, aunque ninguna murió.

Advertisement

El C. jejuni generalmente desaparece por sí solo sin tratamiento, causando durante dos o tres días los siguientes síntomas: diarrea con sangre, calambres y fiebre. Pero puede ser más peligroso en personas que tienen un sistema inmune más débil. En raras ocasiones, puede causar una afección neurológica muy dolorosa conocida como síndrome de Guillain-Barré.

Quiz√°s lo m√°s preocupante que los casos en s√≠ es la cepa particular de C. jejuni que han descubierto en estos brotes. Es resistente a todos los antibi√≥ticos com√ļnmente usados ‚Äč‚Äčcontra la bacteria Campylobacter. Y de los 149 cachorros investigados por los funcionarios del departamento de salud, el 95 por ciento hab√≠an recibido antibi√≥ticos, lo que puede haber contribuido a la resistencia de la cepa.

Foto: Pexels

Advertisement

Hubo seis cadenas de tiendas de mascotas vinculadas al brote. El CDC ha explicado que la mayor√≠a de los casos estaban vinculados a las tiendas Petland. Sin embargo, no se identific√≥ a ning√ļn criador, distribuidor o transportista como la fuente principal de la infecci√≥n. Debido a que los cachorros de diferentes criadores a menudo se mezclan durante el camino a la tienda de mascotas, es probable que la infecci√≥n se pueda propagar f√°cilmente entre los cachorros desde multitud de fuentes.

Este brote es el más grande de su especie que ha sido vinculado a perros. También es la primera vez que aparece una cepa resistente a los antibióticos. Pero aunque la investigación de los CDC haya terminado formalmente, la amenaza de que aparezcan más casos sigue presente.

‚ÄúLos consumidores, los empleados y los m√©dicos deben ser conscientes del riesgo que hay de transmisi√≥n de enfermedades provenientes de los cachorros, incluida la posibilidad de ser expuestos a pat√≥genos resistentes a m√ļltiples f√°rmacos‚ÄĚ, concluy√≥ el informe. ‚ÄúLos criadores‚ÄĚ, a√Īadi√≥, ‚Äúpodr√≠an necesitar regulaciones y una educaci√≥n m√°s fuertes para garantizar que solo usen antibi√≥ticos con la aprobaci√≥n de un veterinario.‚ÄĚ