Hace ya dos a√Īos que Amazon present√≥ oficialmente sus drones de reparto y todav√≠a vemos muy lejano ese futuro en el que una flota de robots voladores entregar√°n nuestros paquetes minutos despu√©s de haberlos comprado. Pero no adelantemos acontecimientos: la compa√Ī√≠a de Jeff Bezos ha seguido mejorando su tecnolog√≠a durante todo este tiempo y hasta ha tenido tiempo de dise√Īar una funci√≥n de autodestrucci√≥n que evitar√° que los drones puedan hacernos da√Īo.

Suena muy ‚Äúprimera ley de Asimov‚ÄĚ, pero es m√°s l√≥gico y sencillo de lo que parece. Esta semana, la Oficina de Patentes de Estados Unidos le ha concedido a Amazon la patente de una tecolog√≠a que permitir√° a los drones del futuro autofragmentarse mediante una explosi√≥n con el fin de proteger a las personas que est√°n en el suelo en caso de emergencia.

La idea es que el dron pueda desarmarse en m√ļltiples piezas m√°s ligeras cuando se encuentra en pleno vuelo para tocar el suelo con mayor seguridad que un √ļnico objeto m√°s pesado. La patente describe un m√©todo que analizar√≠a el trayecto de ca√≠da del dron al tiempo que aplicase una fuerza explosiva para desmantelar el dron en el aire seg√ļn determinadas condiciones como el terreno y las condiciones de vuelo.

Lo que la patente no cuenta es un detalle muy importante: si el dron explotase, ¬Ņqu√© pasar√≠a con el paquete que llevaba? Quiz√° la respuesta est√© en esta otra patente de la compa√Ī√≠a que habla de ponerles paraca√≠das a los paquetes para entregarlos desde el cielo. As√≠ que si te cae un paquete desde el cielo, quiz√° provenga de un dron que acaba de autodestruirse para salvarte la vida.