Anonymous ha dado grandes titulares a los medios destapando casos de corrupci√≥n o exponiendo informaci√≥n sensible e importante al resto del planeta. Sin embargo, el grupo siempre se hab√≠a centrado en lo que ocurr√≠a en la Tierra, nunca en el espacio. Por eso extra√Īa el anuncio de la NASA. Y porque es mentira.

Nos referimos al siguiente v√≠deo que ha publicado el grupo. En el mismo, aseguran que la NASA va a anunciar pr√≥ximamente la existencia de ‚Äúevidencias de vida extraterrestre‚ÄĚ. Veamos lo que dicen:

Anonymous basa su declaración en dos noticias. Por un lado, las palabras del científico de la NASA, Thomas Zurbuchen, el pasado 26 abril. El investigador dijo lo siguiente en el Congreso de Estados Unidos:

Teniendo en cuenta todas las diferentes actividades y misiones que en estos momentos están buscando específicamente evidencias de vida extraterrestre, estamos a punto de hacer uno de los descubrimientos más profundos y sin precedentes de la historia.

Advertisement

En segundo lugar, al anuncio de Kepler de la semana pasada. La NASA comunicó el descubrimiento de 10 nuevos exoplanetas que podrían ser habitables, después de dar con otros 219 candidatos.

En realidad, las palabras de Anonymous son un recordatorio de c√≥mo debemos (y c√≥mo no) enfrentarnos a las noticias referentes al estudio del espacio exterior y la ciencia en general. En primer lugar, las palabras de Zurbuchen son las palabras de un investigador emocionado, pero su entusiasmo como cient√≠fico es acerca de los avances que est√°n teniendo lugar para esa b√ļsqueda de vida, en ning√ļn caso de una evidencia.

Advertisement

Por otro lado, que Kepler haya descubierto 10 nuevos exoplanetas que podr√≠an ser habitables es una gran noticia. Pero hay que recordar que tambi√©n lo fueron los m√°s de 4.000 exoplanetas que ha identificado desde su lanzamiento en el 2009, y ninguno hasta ahora ha resultado ser lo que ‚Äúesper√°bamos‚ÄĚ. Recordamos tambi√©n, que cuando hablamos de un planeta similar al nuestro y ‚Äúhabitable‚ÄĚ, simplemente se trata de un primer paso para eliminar al resto.

El sistema TRAPPIST-1 es un buen ejemplo de ello. Su descubrimiento fue fascinante, aunque todo indica que no era todo lo que so√Ī√°bamos. En cualquier caso, que un sistema solar tan parecido al nuestro se encuentre a 39 a√Īos luz de distancia nos da esperanzas de que alg√ļn d√≠a encontremos esa otra ‚Äúvida extraterrestre‚ÄĚ.

Mientras tanto y con los datos en la mano, aseveraciones tajantes como las de Anonymous simplemente no son verdad. Aunque sin duda, estamos m√°s cerca que nunca de obtener las herramientas necesarias que nos indiquen si puede haber o no evidencias de esa ‚Äúvida‚ÄĚ. [ScienceAlert]