Con la llegada de Apple Music, a Spotify le ha salido un serio rival, probablemente el único en poder plantarle cara de manera decente. Aunque ambos servicios hacen en esencia lo mismo, reproducir música vía streaming, cada uno tiene sus particularidades, virtudes y problemas que inclinan la balanza a un lado u otro.

Apple Music

Apple Music hace, por encima de todo,una cosa increíblemente bien: recomendar música. Su ventaja es que lo hace con listas en base a nuestros gustos pero construidas específicamente a mano. En Spotify, con Spotify Radio como mejor, ejemplo, de eso se encarga un algoritmo, un número. A veces salen cosas geniales, otras no tanto.

Advertisement

Beats 1, el programa de radio que se emite online, también es genial. Personalmente, encuentro que la selección de música es en ocasiones demasiado...ecléctica, pero la producción, el estilo y la onda general que desprende es fantástica. Es además una buena manera de encontrar música interesante. Pinchan artistas reconocidos como St Vincen (para mí el mejor show que he escuchado hasta ahora) y se entrevista a otros como Eminem.

Lo malo es que Apple Music es, en esencia, un pequeño caos. Un producto que acaba de lanzarse y como tal todavía tiene bastantes asperezas por pulir aquí y allá: crear listas propias es un jaleo poco intuitivo, estas no pueden categorizarse en carpetas (las locales de iTunes sí), la interfaz es confusa, hay canciones que aparecen y desaparecen continuamente, “Nuevo” es una pestaña masiva que hace las veces de cajón de sastre para meter todo lo que no encaja en el resto, y la sincronización entre dispositivos no funciona muy allá, a veces añades una lista o un disco y no aparece en el teléfono o PC hasta pasado un rato.

La sensación general es la de estar ante algo genial pero nuevo, con todo lo que ello implica. Globalmente, y en cuanto a funciones, parece alzarse como el mejor servicio de música en streaming pero la experiencia final hace que esa correlación no esté tan clara.

Advertisement

  • Bueno: Descubrir música es genial, fácil y sencillo.
  • Bueno: Beats 1
  • Malo: diseño confuso y abigarrado, aunque estéticamente es bonito.
  • Malo: inconsistencias fruto de la poca madurez como servicio: sincronización irregular, crear listas es un caos.

Advertisement

Spotify

Spotify llega aquí como el viejo veterano, ha visto más, ha sufrido más y tiene más experiencia. Transmitir música vía streaming no es exactamente lo mismo que venderla, algo que Apple parece haber olvidado en ciertas partes de Apple Music y que Spotify domina a la perfección.

Advertisement

Aunque el catálogo de Apple es ligeramente más grande, la diferencia no es lo suficientemente grande como para que yo haya notado, honestamente, diferencia alguna. Por si fuera poco, la información se presenta de manera mucho, mucho más clara. Es más sencillo navegar por álbumes, ordenarlos y ubicar el año al que pertenecen.

La siguiente gran ventaja es la integración con terceros: hay Spotify para coches, integrado con altavoces, integrado en servicio como Sonos, hasta en plataformas que muchas quedan en un segundo plano como Windows Phone o Linux. Puedes utilizar Spotify incluso con una PlayStation 4. Nada de eso está, de momento, en Apple Music, y se hace notar.

A su vez, lo malo es que palidece con muchas de las características que tiene Apple Music. Spotify tiene algo del síndrome del náufrago, se muere de sed pese a tener una masa ingente delante de él. Ha intentado resolver eso de una manera más o menos decente creando listas personalizadas y explorables, pero sigue sin ser suficiente, o tienes muy, muy claro lo que quieres escuchar o Spotify no te va a poner muchas facilidades para ello.

Advertisement

Al final, y los que llevamos un tiempo con el servicio, tenemos una colección bien construida a base de listas, recopilatorios y clasificaciones personales, peros sigue haciendo falta una manera mas aguda, más inmediata, de poner esos millones de canciones a tu disposición.

  • Bueno: todo es mucho más ordenado e intuitivo.
  • Bueno: se integra con muchísimos servicios, desde Sonos a PlayStation 4. Multiplataforma auténtico.
  • Malo: descubrir música es posible, pero no tan sencillo y no demasiado usable.
  • Malo: Las radios, cuando se comparan contra las de Apple Music, son aburridísimas e irregulares en cuanto a calidad.

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)