Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Así devora por completo un Ford Mustang la lava del volcán Kilauea

Gif: KHOU.

La lava del volcán Kilauea lleva varios días recorriendo y salpicando parte de la isla más grande de Hawái, después de que se convirtiera en un volcán inactivo el lunes 30 de abril, según reporta Los Angeles Times. En su avance lento pero destructivo ha arrasado con más de 26 casas, afectado a más de 1.800 residente y devoró por completo un Ford Mustang abandonado.

Advertisement

Es casi irracional y absurdo ver cómo la lava derriba una valla metálica y se desliza poco a poco a través del camino vacío, acercándose cada vez más a algunos objetos que no tienen posibilidad de ser rescatados. Lo lento que se desplaza la lava hace que parezca que hay tiempo suficiente para que el Mustang escape, pero no hay nadie que pueda moverlo. Las cosas no terminan bien para el coche.

Este vídeo, de KHOU, muestra el momento exacto en el que la lava consume el coche. La estación no dio detalles específicos del evento al publicar el vídeo, solamente ofrecen un pequeño vistazo del daño que ha ocasionado la lava del Kilauea hasta ahora:

Según el LA Times, el domingo 6 de mayo la lava ya había fluido una mayor distancia que los primeros días de la erupción. La zona bajo la mayor amenaza es Leilani Estates, una subdivisión con menos de 2.000 personas en el distrito de Puna de Hawái. Las grietas o fisuras en el suelo continúan abriéndose y arrojando lava en la región, y el LA Times reporta que hasta hace algunas horas existían 10 grietas expulsando lava con una altura de hasta 70 metros.

Lo bueno, en cierto modo, es que la lava se mueve muy lentamente. Según Wendy Stovall, científica del Servicio geológico de Estados Unidos, comentó al LA Times que la lava se aleja de la octava grieta que se formó a menos de 1,6 Kilómetros por hora, y que los científicos de esta agencia que están monitorizando el flujo de lava pueden alejarse de ella caminando con facilidad.

Advertisement

Los objetos inmóviles, como este pobre Mustang, no tienen tanta suerte.

Share This Story