Foto: Boeing

Parece una nave espacial, pero es un avión real en el que está trabajando Boeing. La compañía lo conoce internamente como Valkyrie II, y es un avión hipersónico capaz de alcanzar Mach-5. Si Boeing logra su objetivo, se convertirá en el sustitituto del Lockheed SR-71, el famoso avión espía conocido como Blackbird.

El Valkyrie II aún no se ha construido, pero en Aviation Week ha tenido acceso a algunas de sus características. Se trata de un avión tipo Waverider. En otras palabras, es capaz de cabalgar las mismas ondas de choque sónicas que genera para mejorar su sustentación y reducir la fricción.

En cuanto al motor, el Valkyrie II combina tres motores. El primero es un turbojet convencional con el que acelerar hasta Mach 3. A partir de ahí, se activan dos estatorreactores de combustión supersónica tipo Scramjet que lo llevan hasta Mach 5. Si en el boceto hecho público no se aprecia ninguna cabina es porque el avión será completamente autónomo. Sería posible crear una versión tripulada, pero de momento no está prevista.

Advertisement

El Boeing Valkyrie II competirá directamente con el SR-72, otros scramjet de características muy similares que Lockheed Martin ha diseñado preciamente para ser el próximo avión de reconocimiento estratégico de Estados Unidos. [Aviation Week vía Popular Mechanics]