Si hay un lugar en el mundo interesado en saber cómo afecta el oleaje a los diques, ese es Holanda. Gran parte de esa región de Países Bajos está robada al mar, y ahora cuenta con la máquina de olas más grande del mundo.

La instalación se llama DeltaFlume, y se encuentra en la Universidad de Delft, al sur de Amsterdam. Alrededor del centro no hay mar, pero eso no impide que este canal artificial sea capaz de generar olas de hasta cuatro metros y medio de altura, las mayores generadas por el hombre.

Advertisement

DeltaFlume consta de un canal de 300 metros de longitud, cinco de anchura y casi 10 de profundidad que puede albergar hasta tres millones de litros de agua. En uno de sus extremos, un generador de 1,9 magavatios sirve para mover una pala de 10 metros. Seg√ļn la velocidad a la que oscile esta pala, las olas son m√°s o menos altas y seguidas.

Las olas viajan hasta el otro extremo, una zona donde los investigadores probarán la resistencia de todo tipo de estructuras al embate del oleaje. La instalación es de vital importancia en un país donde la mitad del territorio está por debajo del nivel del mar. Sin embargo, también será importante para investigadores de otros países costeros dado el aumento progresivo del nivel del mar.

Advertisement

DeltaFlume comienza a funcionar el día cinco de octubre, y albergará de forma permanente a 35 investigadores. Este vídeo corresponde a su primera puesta en marcha experimental. [vía Science]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)