Caminar por la cuerda floja ya es bastante enervante de por sí. No hacía falta hacerlo sobre un mar embravecido en uno de los acantilados más sobrecogedores de la costa de Portugal. Con todo, eso es precisamente lo que hacen los protagonistas de este vídeo, y es espectacular.

Advertisement

El lugar elegido para la prueba es Praia do Norte cerca de la ciudad de Nazaré, concretamente una roca conocida como Guilhim que cada año visitan cientos de fotógrafos precisamente para capturar las monstruosas olas que azotan ese rincón de la costa. El “loco” que cruza la cuerda es Emerson Machado, un brasileño de 28 años que pertenece a un grupo de especialistas que se hace llamar Western Riders.

Los Western Riders no son unos amantes del vertigo más. No solo entrenan todos los días, sino que eligen y revisan su equipo con sumo cuidado y planifican cada paseo con el más mínimo detalle. El grupo ha pasado varios días en la cuerda floja en roca Guilhim y no ha sufrido el más mínimo percance.

Advertisement

Nos alegra que todo les fuera bien. Una caída en esa zona no es ninguna tontería. El riesgo de ahogarse o de que las olas te destrocen arrojándote contra las rocas es elevado. Praia Nazaré aún mantiene el récord mundial a la ola más alta nunca surfeada en la costa. Lo batió el hawaiano Garret McNamara en 2011 cabalgando un monstruo de 23,7 metros. [vía Máquina Voadora]