Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Foto: FLIR Systems

FLIR Systems, la conocida empresa de cámaras térmicas, ha recibido un encargo del ejército de Estados Unidos por valor de 20,6 millones de dólares. Pero no son sus cámaras térmicas lo que quiere el ejército sino sus drones Black Hornet 3.

Advertisement

Los nanodrones se han convertido en una importante herramienta militar en los últimos años, y el Black Hornet 3 está diseñado específicamente para tareas de reconocimiento y vigilancia por parte de soldados y unidades no especializadas.

El Black Hornet 3 es muy ligero, “casi silencioso” y capaz de transferir imagen en directo en HD, lo que “permite a un soldado a pie tomar conocimiento de la situación de forma inmediata y oculta”, en palabras de la propia FLIR. Además, puede volar en áreas sin cobertura GPS y adentrarse en edificios o cuevas.

Advertisement

Gracias a sus escasos 33 gramos, el Black Hornet 3 cuenta con una autonomía de vuelo de hasta 25 minutos. Y combinando tecnología de infrarrojos con software de observación terrestre, puede sustituir a drones o robots de mayor tamaño en tareas de conciencia situacional y localización de dispositivos explosivos.

Ilustración para el artículo titulado
Foto: FLIR Systems
Advertisement

Según, National Defense, FLIR ha entregado más de 12.000 nanodrones de la serie Black Hornet en más de 40 países. Entre sus clientes están los ejércitos de Reino Unido, Francia y Australia. El ejército estadounidense hizo un primer encargo de 39,7 millones de dólares en 2019 y está recibiendo actualmente esos drones, pero ha decidido firmar un segundo contrato por 20 millones más.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter