Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Aston Martin quiere venderte un simulador de carreras con forma de monoplaza por 74.000 dólares

¿Te gustan los juegos de carreras? ¿Y qué me dices de jugarlos con controles especiales que simulen la experiencia de conducir un auto a toda velocidad? Si has respondido que sí a ambas preguntas, Aston Martin cree que tiene lo que buscas: un simulador de carreras virtuales con un precio de nada menos que 74.000 dólares.

Advertisement

Se trata de una estación de juegos de lujo con un diseño inspirado, cómo no, en los autos de Aston Martin, como si fuera una especie de monoplaza en miniatura, lleno de curvas y líneas que parecen salida de un superdeportivo de cientos de miles de dólares. Su nombre es Aston Martin AMR-C01, y según la compañía, es “la experiencia de lujo definitiva para los eSports”.

Advertisement

La estación de SimRacing tiene piezas de fibra de carbono y cuenta con una silla diseñada para imitar las posiciones y aspecto del interior de su auto de carreras, el Aston Martin Valkyrie.

Advertisement

Como se puede ver en las imágenes del anuncio, una enorme pantalla curva ofrece una visión periférica de la pista virtual de carreras, y el volante cuenta con un diseño similar al de los autos para competiciones profesionales, incluso con su propia pantalla. En cuanto al software, la compañía británica Curv Racing Simulators y Aston Martin han trabajado en conjunto para crear la tecnología que potencia el simulador como tal. Eso sí, hasta ahora se desconoce si será compatible con gafas de realidad virtual.

El Aston Martin AMR-C01 no solo será costoso, sino que también de producción limitada. La compañía asegura que solo venderá 150 unidades del simulador de carreras, y comenzarán a entregarlas a sus nuevos propietarios a finales de este mismo año. [Aston Martin vía Engadget]

Advertisement

Redactor en Gizmodo. Tecnología, videojuegos, cine y televisión. Siempre cerca de una pantalla y una taza de café.

Share This Story

Get our newsletter