Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Asus Zenfone 8 Flip: un móvil sin cámara delantera para ser el rey de los selfies

Pura potencia y buenas cámaras en un formato que muchos encontrarán demasiado grande

Ilustración para el artículo titulado Asus Zenfone 8 Flip: un móvil sin cámara delantera para ser el rey de los selfies
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

Las partes motorizadas me ponen nervioso. A la luz de esta confesión podrás imaginar que no me he sentido nada contento de probar el Zenfone 8 Flip porque su elemento diferenciador es precisamente una cámara basculante abatible. ¿Es buena cámara? Sin duda, pero no viene exenta de peros.

Advertisement

El Zenfone 8 Flip es el otro gran lanzamiento que Asus ha hecho este año. Sigo pensando que el otro, el Zenfone 8, es el más sólido de los dos. Se trata de un gama alta en formato pequeño del que ya hemos hablado por aquí y es que es una elección formidable si buscas un móvil que no sea enorme. El Zenfone 8 Flip es un animal completamente diferente. Se trata de un gama alta más convencional unido a un sistema basculante que permite usar el grupo de cámaras principales como cámaras delanteras, con el consecuente beneficio si eres una persona que necesita grabarse mucho a sí misma.

Antes de entrar en las cámaras propiamente dichas, hagamos un pequeño repaso a sus características técnicas, que son estas:

Desde el punto de vista de diseño, el Zenfone 8 Flip no destaca especialmente respecto a otros gama alta: parte trasera en cristal ligeramente curvada, marco de aluminio, pantalla plana. Los bordes son biselados y en general transmite una sensación de móvil robusto y bien fabricado, aunque es demasiado grueso y pesado para mi gusto. Todo depende de cuál haya sido tu móvil anterior y a qué estés acostumbrado. De tamaño no es muy diferente al Galaxy S21 Ultra o al OnePlus 9 Pro, aunque es más grueso que ellos.

Ilustración para el artículo titulado Asus Zenfone 8 Flip: un móvil sin cámara delantera para ser el rey de los selfies
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

Pantalla y potencia

La pantalla es excelente. Aparte de soportar todos los estándares de calidad de imagen habidos y por haber (1 milisegundo de tiempo de respuesta, 110% de gama de colores DCI-P3, HDR10+, 105% NTSC...), el display alcanza un brillo de 700 nits de media con picos de 1.000. En general no he tenido ningún problema al usarlo en exteriores y la nitidez es excelente.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado Asus Zenfone 8 Flip: un móvil sin cámara delantera para ser el rey de los selfies
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

En el lado negativo de la ecuación, la tasa de refresco es de -solo- 90Hz y no cuenta con soporte táctil. En un mundo como el actual en el que los topes de gama ya soportan 120Hz como poco, 90Hz parecen quedarse un poco cortos, pero es algo que solo echarás de menos si eres un jugador habitual y exigente. Si es ese tu caso quizá sea mejor el ROG Phone 5 o el OnePlus 9 Pro.

Advertisement

En lo que a potencia se refiere, el Zenfone 8 Flip vuelve a ser canónico, con un Snapdragon 888 al frente del sistema y 8/256GB de memoria con sistema de archivos UFS 3.1. Curiosamente, el Zenfone 8 Flip tiene algo de lo que presumen pocos topes de gama: ranura para tarjetas de memoria microSDXC junto a la doble ranura SIM. Lo que no tiene es puerto de auriculares de 3,5mm. El único puerto físico es el USB-C. Tampoco es resistente al agua, algo que ya esperaba nada más ver la cámara abatible.

Ilustración para el artículo titulado Asus Zenfone 8 Flip: un móvil sin cámara delantera para ser el rey de los selfies
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo
Advertisement

Aunque no es tan increíblemente potente como el Zenfone 8, el Flip se las apaña sin problemas para cualquier tarea que le encomendemos sin quejarse y sin casi recalentarse. De hecho en los test sintéticos queda por encima del OnePlus 9 Pro, del Galaxy S21+, del Xiaomi Mi 11 y de su hermano el Zenfone 9 (hablamos de la versión con la misma cantidad de RAM. El Zenfone 9 tiene otra versión con 16GB que está a la altura de los Asus ROG Phone).

El Zenfone 8 Flip tiene altavoces estéreo afinados por el especialista sueco en audio Dirac, y suenan razonablemente bien, aunque con un fuerte deje metálico y menos potencia de graves de la que esperaba para un móvil tan grande. De hecho el pequeño Zenfone 8 suena mejor y su sistema es de 32-bit y 384kHz (el Zenfone 8 Flip es 24-bit 192kHz). Con auriculares el sonido mejora mucho, tanto por cable USB-C como por Bluetooth. Ahí el límite ya lo ponen los auriculares y la calidad del archivo de sonido que tengamos entre manos.

Advertisement

El sistema biométrico y la cámara reversible

El sistema biométrico de desbloqueo incluye sensor de huellas bajo la pantalla, reconocimiento facial. Lo cierto es que no he tenido mucha suerte con el sensor, algo que ya me ocurrió con el ROG Phone 3. El sensor se niega a reconocerme el pulgar, un problema que achaco a mi afición al bricolaje y a destrozarme la piel lijando. Sion embargo, ni siquiera con el índice (que está en mejor estado) los resultados son impecables. Falla al reconocerme demasiadas veces como para que me guste usarlo.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado Asus Zenfone 8 Flip: un móvil sin cámara delantera para ser el rey de los selfies
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

El sistema de reconocimiento facial usa las cámaras. En este móvil concreto eso significa que tiene que desplegar la cámara principal, algo que logramos deslizando el dedo por la pantalla tras activarla pulsando el botón de encendido. Apenas tarda un segundo en desplegar la cámara, reconocerte y plegarla, pero no se si es algo que quiero que haga tan a menudo como para usarlo. Asus asegura que el mecanismo de apertura de cámara del Zenfone 8 Flip aguanta 300.000 activaciones, o lo que es lo mismo, activar la cámara 150 veces al día durante 5 años. Es mucha garantía, pero como mencionaba al principio me siento incómodo abusando de dispositivos mecánicos y trato siempre de minimizar su uso si es posible.

Advertisement

El mecanismo, por cierto, cuenta con un sistema de seguridad contra golpes que detecta automáticamente si el móvil está en caída libre y cierra el módulo de cámaras en caso de que esté abierto.

Gif: Carlos Zahumenszky / Gizmodo
Advertisement

El movimiento de giro del bloque de cámaras se realiza en dos fases, algo que solo se aprecia en cámara lenta. En general parece un sistema seguro, pero si das golpecitos con el dedo sobre el módulo de cámaras puedes apreciar la diminuta hechura que hay entre el módulo y su habitáculo. Suena diferente a como suenan la mayor parte de móviles de gama alta , que parecen estar hechos de un sólo bloque sólido cuando les das golpecitos con el dedo. El Zenfone 8 Flip hace un ruido como si tuviera algo suelto, y es así, claro. Lo que tiene suelto es el módulo de cámara. En otras palabras, se que es una cuestión de diseño, no de un error, pero no puedo evitar que me cause causa mala impresión a la hora de calificar su solidez.

Ilustración para el artículo titulado Asus Zenfone 8 Flip: un móvil sin cámara delantera para ser el rey de los selfies
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo
Advertisement

Batería y autonomía

Terminamos el repaso a las tripas del Zenfone 8 Flip con su batería. La presencia de una monstruosa 5000mAh debería garantizar una autonomía sobresaliente, pero la enorme pantalla, el procesador, las conexiones y la cámara motorizada consumen mucho. A resultas de ello la autonomía es buena, pero no espectacular. Hablamos de dos días completos sin problema, que hoy es la media de los topes de gama. La carga es rápida, pero no fulgurante. Tarda alrededor de media hora en llegar al 50% (en ese tiempo el OnePlus 9 Pro ha cargado por completo) y una hora y media larga en cargar al cien por cien. El Zenfone 8 Flip no tiene carga inalámbrica, ni lenta ni rápida.

Advertisement

Cámaras

Llegamos al punto diferencial del Zenfone 8 Flip: sus cámaras. El móvil tiene tres cámaras. La principal lleva sensor Sony IMX686 de 64Mpx f/1.8 PDAF. La acompaña un sensor gran angular Sony IMX363 f/2.2, de nuevo con enfoque dual PDAF. Si te suena es porque es el mismo sistema de cámaras que el del Zenfone 8, que me pareció espectacular. La única diferencia es que la cámara principal del Zenfone 8 tiene OIS, y esta no, lo que redunda en algo menos de estabilidad en fotos con movimiento o con poca luz. No es una diferencia crítica, aunque sí que le quita algo de lustre en modo nocturno o en fotos con poca luz. Si no dejamos unos instantes para que la cámara haga su trabajo acabaremos con fotos desenfocadas (ver en la galería de ejemplos).

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado Asus Zenfone 8 Flip: un móvil sin cámara delantera para ser el rey de los selfies
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

Además de estas dos cámaras hay una tercera con sensor de 8Mpx, f/2.4 y PDAF que hace las veces de tele, ofreciendo una óptica equivalente a 80mm y zoom 3X sin pérdida de calidad. Por supuesto, no hay cámara delantera, sino que estas tres que hemos mencionado son las cámaras delanteras cuando activas la bisagra que las gira.

Advertisement

Básicamente, este es el gran encanto del Zenfone 8 Flip, el poder tomar selfies con una calidad absolutamente brutal a la que no llegan otros móviles y que incluye un gran angular real si es que queremos salir con mucha gente (y vernos el brazo entero) o hacer zoom sobre nuestro rostro (y vernos hasta la última arruga). El modo gran angular también garantiza que las personas en el borde de la foto saldrán distorsionadas por el efecto ojo de pez de la lente.

¿Sirve para algo más el tener cámaras reversibles motorizadas? Bueno, sí. Sirve para sacar fotos del cielo sin tener que mirar hacia arriba (el ángulo en el que queda el módulo se puede ajustar manualmente mediante varios botones en la app, o incluso con la mano). El mecanismo también sirve para hacer panorámicas motorizadas, lo que nos garantiza salir siempre en nuestras propias panorámicas para solaz de nuestros espectadores que seguro que nos echaban de menos.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado Asus Zenfone 8 Flip: un móvil sin cámara delantera para ser el rey de los selfies
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

Si estoy siendo un poco cínico es porque nada de lo que ofrece el sistema de cámaras motorizadas me es especialmente atractivo. Lo que no significa que no haya personas que sí que le encuentren el lado sexy a un móvil así. La posibilidad, por ejemplo, de usar las cámaras principales para grabarnos en vídeo con buena calidad es algo que los streamers y los videobloggers seguro encuentran interesante. El sistema de cámaras es casi tan bueno como el del Zenfone 8 (que gana en modo nocturno gracias al OIS), y cuenta con el añadido del zoom óptico y del sistema basculante. La calidad de fotos que saca, de hecho, es parecida, aunque obviamente mejor en zoom y retratos. A continuación una galería de imágenes con algunos comentarios de mi experiencia tomando cada foto:

Advertisement

Es curioso como usar las cámaras principales para tomarnos selfies soluciona los problemas de baja calidad de las cámaras delanteras, pero crea nuevos inconvenientes que hasta ahora no existían. Con todo, no quiero dar la sensación de que el Zenfone 8 Flip tiene malas cámaras. Tienen pequeños fallos que se pueden pulir con software y su rendimiento está en general por encima de la media.

En resumen

El Asus Zenfone 8 Flip no es un móvil para mi. Es demasiado grande y pesado, y nunca voy a sacar partido a su sistema basculante, por no mencionar que el hecho de que no ajuste a la perfección me pone nervioso. Dicho esto, no es un mal móvil en absoluto. Los locos de la fotografía que usen mucho la cámara delantera le sacarán mucho partido. Eso por no mencionar que es un gama alta bastante barato para lo que viene siendo habitual.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado Asus Zenfone 8 Flip: un móvil sin cámara delantera para ser el rey de los selfies
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

Por supuesto, ninguna rebaja de precio se hace sin concesiones. En el caso del Zenfone 8 Flip, esas concesiones son pequeños recortes aquí y allá. La falta de resistencia al agua y de una carga rápida más rápida o de carga inalámbrica; el menor número de hertzios de la pantalla; la falta de OIS en el sensor principal... Son pequeños recortes que permiten vender el Zenfone 8 Flip a un precio de salida de 799 euros en lugar de a 900. Cómo móvil para locos de los selfies, el Zenfone 8 Flip prácticamente no tiene rival. Para todo lo demás yo me quedo con el Zenfone 8.

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.