El futuro del hacking pinta cada vez m√°s negro. Un equipo de expertos en seguridad ha demostrado como se puede inocular un virus en las bombillas inteligentes de un edificio. Ni siquiera hay que entrar en el inmueble. Basta acercarse a una ventana con un dron.

La prueba se realiz√≥ en el Instituto Weizmann de Ciencia y Tecnolog√≠a de la Universidad de Dalhousie (Canad√°). El ataque se realiza desde un simple dron modificado para emitir se√Īales inal√°mbricas, y aprovecha una vulnerabilidad del protocolo de comunicaciones IoT ZigBee. Hay millones de dispositivos conectados en el mundo que usan este protocolo. El ejemplo del v√≠deo son las bombillas inteligentes Philips Hue.

En la demostraci√≥n, el dron simplemente se acerca al edificio e inocula un virus tipo gusano en la bombilla m√°s cercana. Esta lo pasa a la siguiente bombilla y as√≠ se va extendiendo. El virus hace que las bombillas comiencen a parpadear imitando la se√Īal de SOS en Morse, pero se podr√≠a programar uno con fines m√°s peligrosos.

Advertisement

Lo peor del asunto es que los investigadores no han empleado ning√ļn ex√≥tico programa experimental dise√Īado por ellos mismos. Lo que han usado es un kit de malware que puede comprarse en Internet por unos miles de d√≥lares. En definitiva, que cualquiera con la motivaci√≥n y los fondos necesarios puede poner en marcha un ataque semejante.

En el tiempo que ha pasado desde que se efectu√≥ la prueba, Philips ha corregido la vulnerabilidad mediante un parche, pero no es ni mucho menos la √ļnica compa√Ī√≠a que fabrica bombillas inteligentes ni otros dispositivos conectados. El ataque que tumb√≥ Internet usando c√°maras IP conectadas el pasado mes de octubre es buena prueba de ello. [v√≠a The Verge]