Las cadena de filtraciones puesta en marcha por Edward Snowden reveló que muchos gobiernos eran blanco directo de espionaje por parte de la NSA estadounidense. Brasil era uno de ellos y su presidenta, Dilma Roussef, se mostró tan molesta con el asunto que anunció un paquete de medidas para aislar su país de injerencias por parte de Estados Unidos. Una de las medidas más espectaculares de ese plan va tomando forma. Se trata de un nuevo cable submarino que unirá directamente Brasil con Europa.

Hasta ahora, las comunicaciones de Brasil hacia el viejo continente pasan por cables y servidores ubicados en Estados Unidos. El gobierno brasile√Īo quiere acabar con eso, y para ello ha proyectado un cable de fibra transoce√°nico que comunicar√° la ciudad brasile√Īa de Fortaleza directamente con Lisboa, en Portugal.

El proyecto est√° siendo supervisado por la operadora p√ļblica brasile√Īa Telebras. La directriz que el ejecutivo del pa√≠s ha dado a la compa√Ī√≠a es que el cable se construya evitando escrupulosamente cualquier tipo de tecnolog√≠a de origen Estadounidense. Telebras colabora habitualmente con Cisco, pero la idea es construir el cable con tecnolog√≠as asi√°ticas o europeas. Concretamente, se piensa en proveedores como Huawei, la francesa Alcatel-Lucent, o la compa√Ī√≠a suiza TE Connectivity.

El cable ya comenz√≥ a perfilarse en 2012, pero el esc√°ndalo de espionaje de 2013 aireado por Snowden ha hecho que las autoridades brasile√Īas aceleren su construcci√≥n. Se prev√© que las obras comenzar√°n a principios de 2015, y que terminar√°n en unos 18 meses. Todo el proyecto cuenta con un presupuesto de 185 millones de d√≥lares.

Advertisement

Si con ello logran o no evitar el espionaje estadounidense ya es otro asunto pero, de momento, el plan de Brasil de aislarse de Estados Unidos puede salirles caro a muchas compa√Ī√≠as estadounidenses. Los analistas estiman que, si el plan de Brasil se materializa, las empresas estadounidenses podr√≠an ver recortados sus ingresos en unos 35.000 millones de d√≥lares. El esc√°ndalo destapado por Snowden comienza a pasar factura.[v√≠a Bloomberg]

Portada: La presidenta de Brasil, Dilma Roussef, en las recientes elecciones de octubre. Foto: AP Images

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)