GIF: Zachary Hartje/YouTube

Suena a un chiste, pero el momento no tuvo nada de divertido ni de amistoso. Ocurría en el Parque Natural San Juan Island, al norte de Seattle. El fotógrafo de naturaleza Kevin Ebi contemplaba como un joven zorro capturaba un conejo cuando escuchó el agudo grito de un águila calva a sus espaldas.

El ave de presa pasó volando por encima de Ebi mientras este seguía grabando y se abalanzó sobre depredador y presa. Este tipo de comportamiento se conoce como cleptoparasitismo y es, literalmente, robarle la presa a otro depredador.

Advertisement

La cuesti√≥n es que el joven zorro ni se amilan√≥ ni se dio por vencido y clav√≥ los dientes con m√°s fuerza en el conejo. El √°guila, impert√©rrita, simplemente se llev√≥ a ambos volando y nos regalo esta espectacular secuencia grabada por otro fotografo de naturaleza compa√Īero de Ebi, Zachary Hartje:

Ebi, que lleva a√Īos documentando la vida salvaje de las √°guilas, explicaba tras el incidente que este tipo de eventos son de los que solo se presencian una vez en la vida.

Advertisement

El vuelo con poliz√≥n se alarg√≥ durante ocho angustiosos segundos hasta que el √°guila cambi√≥ el conejo de garra y se deshizo de su competidor con un brusco movimiento. Por fortuna para el joven zorro, en ese momento el ave hab√≠a bajado hasta unos 3 metros de altura. Tras recuperarse de la ca√≠da, el peque√Īo depredador se uni√≥ al resto de cachorros de la manada sin lesiones visibles. El gran perdedor de esta historia fue, por supuesto, el conejo. [v√≠a Science Alert]