Cody Coots, el pastor de la denominada como “iglesia de la serpiente”, se encontraba dando un sermón frente a su congregación pentecostal con una serpiente en la mano, como es habitual. Al igual que su padre, quién murió de una mordedura en la iglesia, Coots sufrió el ataque de una serpiente de cascabel.

La escena se mostró en el documental lanzado hace unos días, My Life Inside: The Snake Church. Sin embargo, no era la primera vez que el pastor era atacado por una serpiente mientras la sostenía durante un servicio en Middlesboro, Kentucky. La diferencia es que este ataque fue filmado.

¿Por qué serpientes? Al parecer, Coots, como fue su padre, es entrenador de serpientes. En su iglesia sostiene serpientes de cascabel en sus manos mientras permite que otros las toquen. En otras ocasiones se envuelve en la serpiente alrededor de su cuello y camina mientras gesticula con el animal a cuestas susurrándole en voz baja.

Advertisement

No todos los días sale bien está extraña mezcla de religión y serpientes. El día del vídeo Coots acabó en urgencias, aunque sobrevivió a la mordedura. [The State]