Todos los que tenemos una mascota en casa hemos sido testigos de situaciones en las que parec√≠a imposible que nuestro compa√Īero favorito la liara parda. El entorno parec√≠a asegurado y tranquilo hasta que, contra todo pron√≥stico, el apocalipsis dom√©stico tiene lugar ante nuestros ojos.

Hoy os hemos seleccionado cinco inventos que parecen bienintencionados. La experiencia nos dice que nuestro gato o perro es perfectamente capaz de destruir cualquiera de ellos o convertirlos en un arma, así que no nos hacemos responsables si los adquirís y no surten el efecto deseado.

Advertisement

El resorte para perros inquietos

Advertisement

No hay nada más desolador que un perro que se ha liado en su propia correa. SureSwivel es un anclaje donde sujetar la correa con una articulación que gira 360 grados. Seis sólidos puntos de apoyo nos aseguran que lo que se romperá será el objeto al que lo anclemos. Garantizado.

El entretiene-gatos solar

Advertisement

Una atractiva bolita con plumas colgando de un hilo, un palito, y un peque√Īo dispositivo que se sujeta a la ventana mediante ventosas y mueve el palito para dar a nuestro gato una eternidad de diversi√≥n ¬ŅQu√© puede salir mal? La lista de objetos susceptibles de romperse en esta ecuaci√≥n depende de lo bestia que sea el gato, pero es larga.

La maleta para excrementos

Este es mi favorito. La Modko Upcoming Shake es una especie de maleta desplegable pensada para que no tengamos que utilizar una bolsita en la desagradable tarea de recoger los subproductos de nuestra mascota en sus paseos fecales.

Advertisement

El proceso va como sigue, primero convencemos al perro de que haga sus cosas ahí, que no es tarea fácil. Cuando el proceso natural se haya completado, simplemente cerramos herméticamente la maleta y nos la llevamos. Sí, habéis oído bien.

Una vez en casa, una abertura sirve para llenar la maleta de agua. Agitamos y ¬°Voil√°!, un desag√ľe de la maletita permite evacuar el contenido directamente al inodoro sin tener que tocarlo. En la pr√°ctica, se me ocurren tantos posibles fallos y todos tan desagradables que prefiero dejarlos a vuestra imaginaci√≥n.

Advertisement

El ca√Ī√≥n para pelotitas

Otra idea pensada para ahorrarnos cualquier m√≠nimo esfuerzo. El K-9 Kannones un lanzador con un resorte que impulsa pelotitas del tama√Īo de una de tenis a una distancia... ¬°Bueno! si nos atenemos al v√≠deo, las lanza a la misma distancia a la que llegar√≠a una persona con una forma f√≠sica normal impuls√°ndolas con la mano.

Advertisement

El K-9 Kannon tiene hasta un compartimento para una pelota extra. La principal pega que le veo es que elimina el habitual juego de amagar el lanzamiento. Tambi√©n es probable que, tras el ca√Īonazo haya canes que nos miren con esa cara tan caracter√≠stica de -Pues mira, amigo humano. Creo que casi que vas a ir t√ļ a por ella.-

Los anillos de entrenamiento gatuno

Terminamos con otro clásico escatológico habitual en algunos programas de teletienda. Se trata de CitiKitty, un juego de fundas concéntricas que se sujetan al inodoro y cuyo objetivo es educar al gato para que deje sus malolientes subproductos en el mismo sitio que los humanos.

Advertisement

La idea es comenzar llenando los anillos de arena absorbente para gatos y despu√©s ir quitando piezas desde el centro hasta que el pobre animal aprenda a hacer sus cosas en precario equilibrio. El primer problema de semejante invento es conseguir que el gato aprenda. El sobrecito de material verde que veis en la foto no es con lo que se ali√Īa el tabaco el inventor de CitiKitty, sino hierba que atrae a los felinos para facilitar su aprendizaje. El segundo problema es que no incluye sistema para ense√Īarle a que tire de la cadena. Los creadores de CitiKitty han sido h√°biles y venden por separado un sensor electr√≥nico que activa la cisterna. Parece que lo tienen todo pensado.