Imágenes: Formula 1

Los responsables de la Formula 1 han decidido que 2017 es un buen año para probar esto de Internet. Liberty Media, titular de los derechos de la F1, informó a las escuderías que esta temporada van a poder publicar vídeos cortos en sus redes sociales, y ha empezado a subir sus momentos más destacados a YouTube.

Si bien no se han relajado tanto como nos gustaría (sus vídeos no permiten la inserción en webs externas), con este acercamiento a las redes sociales nos han recordado que la Formula 1 no siempre es tan aburrida como se dice. De hecho, están subiendo contenido tan increíble que pronto será más divertido ver las carreras en YouTube que en vivo y en directo.


Aprovechando el Gran Premio de China, uno de los últimos clips publicados en el canal oficial de YouTube es este extraño accidente de Sébastien Buemi en Shanghái hace siete años. El Toro Rosso del suizo perdió las dos ruedas cuando frenaba antes de una curva y acabó contra la barrera. Nótese ese contravolantazo instintivo que no sirvió de nada.


Seguro que recuerdas este otro accidente, de 2015, en el que Fernando Alonso recorrió unos cuantos metros con Kimi Räikkönen subido a su coche. Ocurrió en el Gran Premio de Austria y provocó la salida del safety car.


Claro que los accidentes no tienen que ser aparatosos para ser memorables. Esta riña entre Alonso y Nico Hülkenberg por salir antes del pit-lane en Spa fue uno de los tantos momentos de tensión de la temporada pasada.


Liberty Media también se ha propuesto hacer más explainers, vídeos cortos para explicar las partes más técnicas de la competición. En este ejemplo explican cómo funcionan los aero-rakes, difusores cargados de sensores para hacer mediciones del viento y mejorar la aerodinámica de los coches.


También se dedican a hacer recopilaciones de las mejores comunicaciones por radio. Algunas valen su peso en oro, como esta rabieta de Sebastian Vettel cuando tuvo que abandonar tras ser alcanzado por otro coche.

Sí, YouTube ya estaba lleno de vídeos de la Formula 1 subidos por los aficionados, pero tenerlos en HD y sin el peligro de que desaparezcan por una reclamación de copyright tiene su aquel. Por mi parte se han ganado un suscriptor. Por cierto, los vídeos también están en Facebook.