Cuando una avispa levanta el vuelo suele comenzar elevándose unos centímetros en vertical. Parece un detalle nimio, pero Shawn Woods lo aprovecha para fabricar una ingeniosa trampa que mantendrá tu jardín completamente libre de avispas este verano.

La trampa no puede ser más simple. Para fabricarla solo necesitas una tabla, un poco de pollo cocido, un recipiente grande, agua y un poco de jabón para los platos.

Shawn pone la carnada boca abajo en la tabla sobre el recipiente y después llena este de agua jabonosa hasta que esta queda a unos pocos centímetros de la carnada. Las avispas llegan atraídas por la carne. Cuando han comido, despegan para alejarse pero tienen tan poco margen vertical que terminan cayendo al agua.

Advertisement

El jabón sirve que no logren salir y mueran ahogadas. Shawn ha comparado su trampa casera con algunas de las que se pueden encontrar en tiendas y es mucho más efectiva por un amplio margen.

Por si te lo estabas preguntando, la trampa no afecta a la abejas porque las abejas sencillamente no están interesadas en la carne. El recuento final es de casi 800 avispas. Si tienes un problema con estos desagradables bichos en el jardín o en el camping ya sabes qué hacer. [vía Shawn Woods]