Las montañas rusas nacieron como instrumento lúdico, la idea era pasarlo bien exprimiendo al máximo la euforia y la adrenalina que producen en el cuerpo los giros y aceleraciones de la atracción. ¿Y si construyeran una montaña rusa para matar? La respuesta se llama Euthanasia Coaster.

Ocurri├│ en el a├▒o 2010, momento en que el arquitecto y candidato a doctorado en el Royal College of Art de Londres, Julijonas Urbonas, natural de Lituania, decidi├│ intentar algo que a nadie se le hab├şa ocurrido antes, buscaba un m├ętodo de eutanasia para las personas que incluso pudieran disfrutar.

Advertisement

┬┐La soluci├│n? La Euthanasia Coaster, la cual dise├▒├│ y construy├│ a una escala precisa de 1:500. Se trataba de una monta├▒a rusa que pod├şa acomodar hasta 24 pasajeros, quienes disfrutar├şan de la atracci├│n m├ís salvaje y letal que un parque de atracciones jam├ís haya construido, antes de, literalmente, matarlos de manera indolora y euf├│rica.

Imagen: Julijonasurbonas.lt

┬┐C├│mo? En primer lugar, la monta├▒a rusa lleva a los pasajeros hasta 510 metros de altura, lo que la har├şa casi 4 veces m├ís alta que la monta├▒a rusa m├ís alta del mundo, la Kingda Ka de Nueva Jersey (Estados Unidos). Luego, los pasajeros caer├şan en picado por el otro lado alcanzando una velocidad m├íxima de m├ís de 320 km/h.

Advertisement

Dise├▒o de la Eutanasia Coaster. Wikimedia Commons

Bien, hasta este punto ha sido muy divertido para los pasajeros, suponiendo que les gusten las monta├▒as rusas. Sin embargo, lo que viene despu├ęs es sin ninguna duda la ÔÇťjoyaÔÇŁ de la atracci├│n. Una vez que los vagones tocan fondo, entran en un nuevo circuito cerrado, uno que, a la velocidad a la que los pasajeros ir├şan, ejercer├şa unas fuerzas de hasta 10 G sobre ellos, lo suficiente como para drenar de sus cerebros los nutrientes de vida necesarios y el ox├şgeno de su sangre.

Imagen: Julijonasurbonas.lt

Advertisement

Como se puede apreciar en las im├ígenes, son siete bucles salvajes, cada uno m├ís peque├▒o que el anterior con el fin de mantener las fuerzas de 10 G a lo largo de los bucles. Una secci├│n terror├şfica dise├▒ada para durar alrededor de 60 segundos, todo ello sin que la sangre pueda llegar al cerebro y que as├ş se produzca la prolongada hipoxia cerebral (reducido suministro de ox├şgeno al cerebro), logrando finalmente que los pasajeros mueran.

Imagen: Julijonasurbonas.lt

Seg├║n explic├│ el propio Urbonas, cabr├şa la posibilidad de que su monta├▒a rusa de los horrores no fuera letal al 100%, en cuyo caso, y despu├ęs de recuperarse del desmayo, el pasajero en cuesti├│n tendr├şa entrada libre para volver a intentarlo en otro turno. Seg├║n el arquitecto:

Gracias a la investigaci├│n en medicina espacial, ingenier├şa mec├ínica, tecnolog├şas de materiales y, por supuesto, la gravedad, el viaje fatal se hace agradable, elegante y significativo.

Advertisement

Maqueta de la Euthanasia Coaster. Wikimedia Commons

En teor├şa, solo las personas que quisieran ser sacrificadas estar├şan a bordo de la monta├▒a rusa. Adem├ís, Urbonas tambi├ęn explicaba que el ├║nico viaje largo hasta la cima no era solo para generar la energ├şa potencial necesaria, sino tambi├ęn para dar a los pasajeros la oportunidad de considerar su decisi├│n durante un par de minutos a medida que ascienden.

Imagen: Julijonasurbonas.lt

Advertisement

En la parte superior, pod├şan decidir por ├║ltima vez y bajarse si lo desean. De hecho, de acuerdo con el dise├▒o de Urbonas, la monta├▒a rusa no continuar├şa bajando hasta que todos los pasajeros a bordo presionaran un bot├│n de ÔÇťca├şdaÔÇŁ, de lo contrario la monta├▒a rusa simplemente permanecer├şa all├ş en la cima. Seg├║n el arquitecto:

El pasajero tiene unos minutos para contemplar su decisi├│n y su vida en retrospectiva. Encontrar├şa tiempo suficiente para adaptarse a la altura y superar una serie de ca├şdas fatales imaginarias, al tiempo que se da cuenta de que los objetos en el suelo se est├ín haciendo m├ís peque├▒os ... El m├ís leve movimiento del vag├│n provocar├şa intensos latidos del coraz├│n y escalofr├şos, y lo m├ís importante, pondr├şa a prueba su decisi├│n. Por lo tanto, la parte superior de la monta├▒a es un lugar ideal para ofrecer la ├║ltima palabra.

Imagen: Julijonasurbonas.lt

Advertisement

Obviamente jam├ís pas├│ de dise├▒o. Probablemente, despu├ęs de leer esto, ninguna atracci├│n, por muy terror├şfica que sea, podr├í igualar lo que un d├şa pas├│ por la mente del se├▒or Urbonas. Alucinantemente aterrador. [Wikipedia, Julijonasurbonas]