Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Cómo jugar a tu vieja consola en un televisor HDMI

El efecto de la nostalgia es poderoso. Si todavía tienes guardada tu NES no hay razón para dejar que acumule polvo en un armario o en un rincón olvidado de tu salón. Tus consolas más antiguas seguirán funcionando con tu nueva y moderna televisión, o incluso con cualquiera que sea algo reciente; solo necesitan un poco de amor.

Lifehacker ya explicó cómo conectar físicamente las consolas más antiguas a tu televisión si admite conexiones de componentes (rojo, azul, verde), conexiones compuestas (rojo, blanco, amarillo) o cables coaxiales rectos (clavija puntiaguda).

Advertisement

¿Dónde está el problema? Si tu televisor moderno solo es compatible con HDMI y conexiones coaxiales, querrás evitar esto último a toda costa. Sí, podría funcionar —si tu televisor puede mostrar una resolución más baja de una consola anterior— pero una conexión coaxial es más propensa a la interferencia y, en general, se verá más o menos así de mal:

En vez de eso, piensa en comprar un adaptador simple que convierta las conexiones analógicas de tu dispositivo -por componentes, compuestos o de S-Video a HDMI. Es la opción más barata, pero no es probable que no sea la que te de la mejor calidad de imagen.

Cada uno de estos tres tipos de conexión te mostrará una imagen con un aspecto diferente, dependiendo de cuál se conecte a tu dispositivo. Pero seamos honestos: si estás tratando de jugar un juego antiguo en un televisor 4K, por ejemplo, el escalador integrado de tu televisor solo puede ayudar hasta cierto punto.

También tendrás que ser un poco cuidadoso con los convertidores HDMI que estés considerando comprar. Si bien es cierto que puedes encontrar un convertidor barato que haga funcionar una consola antigua en tu televisor moderno, es posible que los juegos se vean fatal.

Tu mejor opción es apostar por un convertidor con buenas reviews que tenga reescalado propio. (Y si se trata de una consola más antigua que emite a una resolución demasiado baja para que la pueda gestionar tu televisor, como es el caso de las NES, hace falta un escalador de vídeo).

Advertisement

Seguramente un simple convertidor/escalador servirá para poder disfrutar de los juegos retro sin gastarte todos tus ahorros:

Un escalador caro como el XRGB Mini Framemeister, que ya no se fabrica, pero que aún puedes encontrar en eBay, es capaz de hacer que tus consolas retro luzcan bien en tu televisor último modelo, pero las alternativas razonables como el Open Source Scan Converter equilibran el gasto y la calidad. (Además, Framemeister solo admite conexiones compuestas por defecto, no por componentes. Probablemente quieras también elegir un adaptador, que también aumenta el precio total).

A pesar de ello, estate preparado para pelear con un montón de configuraciones, si eliges el modelo de Framemeister. Pero encuentra el lado positivo. Hay algo satisfactorio en hacer funcionar hardware antiguo en televisores que llegaron décadas después.

Si, también puedes alzar la bandera blanca y comprar una NES o SNES Classic, descargar un emulador para casi cualquier consola retro que puedas imaginar, o ir a comprar de segunda mano un televisor CRT viejo que sirva perfectamente para tu consola anterior . No es algo tan satisfactorio como crear una loca instalación hecha por ti mismo que después de un pequeño gasto y un fin de semana o dos, funciona. Si no, mira lo feliz que es este tipo con su alocada colección de consolas retro jugables. Sé como él:

Share This Story