Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Imagen conceptual de una nave espacial ultraliviana.
Imagen conceptual de una nave espacial ultraliviana.
Captura de pantalla: Breakthrough Starshot.

En 2019 un grupo de científicos publicó un estudio con un diagrama icónico: un círculo negro que representa, a escala, un agujero negro de 5 veces la masa del Sol, y del tamaño del hipotético Planeta Nueve del Sistema solar si fuera un agujero negro, en lugar de un planeta. Por tanto, si el Planeta Nueve realmente es un agujero negro, ¿cómo lo encontraríamos?

Advertisement

El físico Edward Witten, reconocido teórico del Instituto de Estudios Avanzados en Estados Unidos, tiene una idea. Todo lo que requiere es un ejército de naves espaciales pequeñas lanzadas con láser, con relojes realmente precisos.

Advertisement

El Sistema solar, en la actualidad, tiene ocho planetas y una gran cantidad de planetas enanos (incluyendo a Plutón, anteriormente conocido como un planeta). Pero los astrónomos se han preguntado durante mucho tiempo si podría haber un noveno planeta más allá de Neptuno que hasta ahora haya eludido a los telescopios. La evidencia de este planeta proviene del extraño movimiento colectivo de rocas más allá de Neptuno; parecen moverse como si otro objeto masivo, de cinco a 10 veces la masa de la Tierra, estuviera orbitando por ahí.

Las búsquedas de telescopios no han encontrado el Planeta Nueve, ni han demostrado que no exista. Pero en septiembre pasado, los científicos James Unwin de la Universidad de Illinois en Chicago, Estados Unidos, y Jakub Scholtz de la Universidad de Durham, Reino Unido, publicaron un estudio que sugiere que el Planeta Nueve podría ser un agujero negro que existe desde el comienzo del universo y ahora orbita alrededor del Sol. Se dieron cuenta de que habían hecho una propuesta provocativa y que su teoría era poco probable, pero esperaban que los científicos abrieran sus mentes para buscar un noveno planeta de diferentes forma, como con el uso de telescopios de rayos gamma.

Advertisement

Witten llevó la idea un paso más allá e imaginó una misión específica para buscar el Planeta Nueve, suponiendo que fuera un agujero negro, publicando su estudio en el servidor de preimpresión de física arXiv. El trabajo aún no ha sido revisado por pares.

La misión se basa en la propuesta Breakthrough Starshot, donde una serie de láseres en la Tierra se utilizan para guiar y dar energía a naves espaciales ultralivianas (con un peso de apenas unos pocos gramos cada una). Witten propone que podría enviar más de 1.000 de estas naves espaciales viajando lo suficientemente rápido como para alcanzar una distancia de 500 unidades astronómicas, o UA (la distancia de Plutón al Sol es de alrededor de 40 UA, en promedio). Cada una de estas naves espaciales enviaría información de datos de tiempo y sincronización a la Tierra. La existencia de pequeños cambios en uno de los relojes de alguna de las naves espaciales podrían indicar que se había cruzado con el fuerte campo gravitacional de un pequeño agujero negro.

Advertisement

Entonces, ¿deberíamos comenzar a construir estas naves? No, aún no. Witten dijo que la propuesta debería considerarse como lo que sigue después de búsquedas de telescopios u otras búsquedas menos convencionales. Y no sería fácil. “El cronometraje o la medición del tiempo suficientemente precisa en una nave espacial en miniatura puede ser el mayor obstáculo para este proyecto, aunque hay muchos otros desafíos”, escribió Witten. Pero bueno, la NASA se encuentra actualmente en medio de pruebas de un reloj atómico para la exploración del espacio profundo, por lo que hay un gran avance en el horizonte.

Advertisement

Es bueno saber que tenemos un plan de respaldo para encontrar el Planeta Nueve, si la búsqueda solamente usando telescopios nos falla.

Share This Story

Get our newsletter