Foto: Claire Lower

Tengo 17 tipos diferentes de sal en mi cocina, incluida una muestra de Jacobsen (que tengo que probar todavĂ­a) y un pequeño paquete de sal mezclada con THC (que tampoco he probado). Amo profundamente a todos mis tipos de sal, pero la Diamond Crystal Kosher y la escamosa sal Maldon me resultan mucho mĂĄs Ăștiles que todas las demĂĄs. La DC es para cocinar y la Maldon para dar el toque final.

Algunas personas afirman que la Maldon sabe “mĂĄs suave”, pero su verdadero atractivo es la textura. Esos cristales crujientes y escamosos resultan especialmente placenteros cuando los aplastas con los dientes. Nunca podrĂ© replicar esas pequeñas pirĂĄmides perfectas de la sal Maldon, pero en realidad puedes hacer algo muy parecido en tu propia cocina, usando solo una olla de cocciĂłn lenta.

Como ya hizo ChefSteps antes que yo, el mĂ©todo consiste en hacer una soluciĂłn salina sĂșper saturada y luego evaporar el agua lentamente. A diferencia de ChefSteps, no usĂ© una configuraciĂłn sous-vide, porque nuestra querida Heather no tenĂ­a una, y Heather fue la que me enseñó el artĂ­culo de ChefSteps, y a la que preguntĂ© si podĂ­a hacer estos bonitos cristales en su olla de cocciĂłn lenta (Heather es mi hermosa musa de la sal).

Por suerte para Heather, y para todos vosotros, el sistema funcionĂł a la perfecciĂłn. La receta de ChefSteps sirve para hacer muchĂ­simos cristales (usan un kilogramo entero de sal gorda), pero descubrĂ­ que hacerlo en tandas mĂĄs pequeñas da espacio a los cristales para que crezcan sin aglomerarse, asĂ­ que empieza con 100 o 200 gramos. AdemĂĄs, debido a que las ollas de cocciĂłn lenta y las ollas a presiĂłn elĂ©ctricas necesitan un poco mĂĄs de calor que la temperatura que recomiendan en ChefSteps, es posible que puedas hacer cristales mĂĄs grandes con un sous vide —ya que una evaporaciĂłn mĂĄs lenta hace que se formen cristales mĂĄs grandes— pero tambiĂ©n supondrĂĄ que pasarĂĄs menos tiempo esperando (alrededor de tres horas en vez de 12). AdemĂĄs, despuĂ©s de mirar las fotos de la sal hecha en un sous-vide, no parece que realmente haya una gran diferencia.

Advertisement

De todas formas, para hacer tu propia sal Maldon necesitarĂĄs:

  • 200 gramos de sal gorda
  • 800 mililitros de agua (Puedes hacer mĂĄs o menos cantidad, solo preocĂșpate de mantener una proporciĂłn de un gramo de sal por cuatro mililitros de agua).
  • Una olla de acero inoxidable + una olla de cocciĂłn lenta o una olla elĂ©ctrica.

Añade el agua y la sal a la olla y deja hervir para que se disuelva. Una vez que la sal se haya disuelto —y la mĂ­a se disolviĂł antes de que empezase a hervir— quĂ­tala del fuego.

Advertisement

Si estĂĄs utilizando una olla de cocciĂłn lenta, continĂșa virtiendo la sal. EnciĂ©ndela y ajĂșstalo a su valor mĂĄs bajo. Si estĂĄ usando una olla elĂ©ctrica, pulsa “Cocinar a fuego lento. Da igual cuĂĄl uses, deja la tapa cerrada, alĂ©jate y trata de resistir la tentaciĂłn de remover, abrir, o perturbar el proceso de crecimiento del cristal. DespuĂ©s de aproximadamente una hora, comenzarĂĄs a ver pequeñas y adorables formas piramidales girando en el agua. DespuĂ©s de un par de horas, probablemente verĂĄs una escena parecida a esta:

Foto: Claire Lower

DespuĂ©s de aproximadamente tres horas, tendrĂĄs un montĂłn de sal hĂșmeda, lo que significa que ha llegado la hora de sacar cuidadosamente los cristales y dejarlos secar sobre un poco de papel cocina.

Advertisement

Foto: Claire Lower

DĂ©jalo secar, y luego ponlo sobre cualquier alimento. DespuĂ©s asegĂșrate de presumir ante cualquiera que estĂ© cerca y explĂ­cales cĂłmo conseguiste hacer esa maravilla, por Ășltimo solo te quedarĂĄ sentarte y escuchar cĂłmo te colman de alabanzas.