Foto: Pexels

Recientemente se han anunciado varias olas de calor en diversas partes del mundo. Algo cada vez mĂĄs comĂșn en los Ășltimos años). Muchas personas viven en zonas en las que hasta hace poco era raro lidiar con tanto calor, y eso puede acabar siendo un peligro para ellos o sus mascotas.

La falta de conocimiento sobre cĂłmo lidiar con el calor se hace excepcionalmente evidente en algunos de los dĂ­as mĂĄs calurosos, cuando vemos a personas paseando a sus perros a pleno sol. Las patas de los perros son muy sensibles, y no siempre es bueno para ellos caminar por el pavimento tan caliente, pero ÂżcĂłmo saber si el suelo estĂĄ demasiado caliente?

El calor ambiental es muy engañoso. Si la temperatura exterior es de 25 grados el pavimento que ha estado al sol puede estar fåcilmente a 50 grados. Cuando la temperatura llega a los 30 grados, la temperatura del asfalto al sol puede llegar a los 60 grados. Por ponerlo en perspectiva, el asfalto a 50 grados puede freír un huevo en 5 minutos.

Advertisement

La mejor manera de saber si el asfalto estĂĄ demasiado caliente sin recurrir a un termĂłmetro es posar la palma de la mano sobre Ă©l y esperar siete segundos. Si la temperatura del suelo es tan insoportable que tienes que retirar la mano antes es mejor que pospongas el paseo o busques un lugar fresco o con hierba. Ten en cuenta tambiĂ©n que la temperatura del suelo no es el Ășnico factor. Los perros no disipan el calor de forma tan eficiente como nosotros y el calor ambiental tambiĂ©n les afecta. Hace tiempo, un proveedor de seguros para mascotas llamado PetPlan publicĂł esta Ăștil infografĂ­a que detalla las temperaturas a partir de las cuales no es buena idea sacar a pasear a un perro (a la izquierda en grados Celsius).

GrĂĄfica: Petplan

Advertisement

Båsicamente, a partir de 26 grados hay riesgos para la salud de tu perro si no le das suficiente agua y no lo refrescas de vez en cuando. La tabla incluye agravantes como la edad del animal o si tiene problemas de salud comunes a muchas razas. Ante la duda, lo mejor es salir a pasear a primera hora de la mañana y en la tarde cuando el sol ya se estå poniendo, evitando las horas centrales del día.