Foto: Nicolas Armer / AP Images.

Si sientes tanto frío al salir de casa que tus manos te duelen cuando intentas usar el móvil, es bastante probable que tu perro también la pase mal en esas condiciones. Sí, es cierto que los perros necesitan salir a pasear para relajarse y hacer sus necesidades fisiológicas, pero en las temperaturas más bajas no es recomendable.

Advertisement

Dependiendo del tamaño de tu perro no es recomendable que lo saques de casa a ciertas temperaturas, como explica la Doctora Kim Smyth, veterinaria de Petplan en una tabla. Por más abrigados que estén y así protejas sus patas con medias especiales para mascotas en el invierno, hay temperaturas tan bajas que suponen un peligro para su salud.

La Doctora Smyth utiliza cinco colores para identificar el nivel de riesgo que ciertas temperaturas supone para ciertas razas (dependiendo de su tamaño, como indica un estudio publicado por la Universidad Tufts de Estados Unidos). El verde significa que no hay peligro, el verde de tono más claro que no hay riesgo pero se debe alerta, el amarillo que hay cierto riesgo dependiendo de la raza, el naranja que el clima es peligroso y el rojo que hace tanto frío que la vida de tu mascota está en riesgo.

Imagen: Petplan vía WBUR.

Advertisement

En algunos casos el nivel de peligro empeora dependiendo de la humedad, o el perro puede soportarlo más si es una raza muy peluda o cuenta con un buen abrigo para el frío. Sin embargo, en temperaturas bajo cero y con mucho viento ningún perro está seguro.

Al igual que en el caso del verano (temporada en la que nunca debes rapar a tu perro “para que no pase calor”), las mascotas en el invierno tienen un cuidado especial. Aunque los perros necesitan salir de casa al menos una o dos veces al día (dependiendo de si hace sus necesidades fuera), es necesario tener mucho más cuidado a medida de que haga más frío, y limitar el tiempo de exposición al mínimo. [Universidad Tufts / Doctora Kim Smyth (Petplan) vía WBUR]