Si estás cansado de pasarte horas y horas sentado frente a una pantalla, dolor de espalda incluido, esta idea te va a interesar. Las mesas para trabajar de pie no solo son realmente caras sino que además tampoco suelen estar muy bien diseñadas. Dos diseñadores han creado esta mesa improvisada que es bastante más barata que otras alternativas, se ajusta a cualquier altura y es elegante y práctica.

Se llama UpStanding Desk y es un proyecto que ha superado la financiación requerida en Kickstarter. Tiene dos niveles, uno superior para el monitor, y otro inferior para el teclado o el portátil. Se compone de tablas ajustables a diferente altura gracias a ranuras laterales y cuenta también con huecos para los cables y cargar los equipos. El invento cuesta 200 dólares (envíos a partir de mayo-junio), aunque por solo 25 puedes recibir los archivos con los planos para hacer la estructura por ti mismo, algo que con herramientas y un poco de paciencia no suena complejo.

Advertisement

El resultado es parecido a lo que ves en la imagen animada, puedes ver también más detalles aquí. Lo bueno de esta idea es su movilidad. Probablemente nadie quiera estar trabajando de pie todo el día. Si lo que quieres es alternar entre trabajar sentado y de pie, la mesa parece lo bastante manejable (pesa unos 4 kilos) como para quitar y poner una o dos veces al día sobre tu actual escritorio.