¬ŅPuede un peque√Īo coche construido con Lego Technic ganarle a un Porsche 911 en una empinada pendiente y a motor parado? La respuesta a esta pregunta la tiene este interesante v√≠deo en el que se puede ver, una vez m√°s, a la f√≠sica en acci√≥n.

Hay que empezar reconociendo que Lego no juega muy limpio. El 911 no enciende sus motores en ning√ļn momento, pero se trata de que la competici√≥n sea m√≠nimamente equilibrada para que tenga gracia. Ambos parten en punto muerto desde lo alto de una cuesta en un garaje. Este es el v√≠deo. Si ten√©is problemas para verlo pod√©is hacerlo aqu√≠.

Como se puede apreciar, el cochecito de Lego r√°pidamente toma la delantera, aunque el veh√≠culo real no tarda en ponerse a su altura. Al final, el peque√Īo b√≥lido se lleva la carrera por muy poco ¬ŅC√≥mo es posible?

La explicaci√≥n se debe a varios factores. En el v√≠deo hablan de la diferencia de masa entre ambos objetos, pero el factor m√°s determinante es la inercia rotacional, o sea, la fricci√≥n que necesitan las ruedas para ponerse en marcha y que, en este caso, beneficia al coche con las ruedas m√°s peque√Īas, que es el que primero alcanza su m√°xima velocidad. Si la cuesta fuera m√°s larga, el Porsche acabar√≠a adelantando necesariamente a su rival de juguete. Poco le falta, de hecho. La diferencia es proporcional, pero muy peque√Īa. [Lego v√≠a Jalopnik]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)