Foto: Min An

Sujetar la mano de una persona enferma para tratar de aliviar su dolor es un instinto de todo ser humano, pero ¬ŅRealmente puede ese contacto ayudar a sobrellevar un sufrimiento f√≠sico. Un equipo de neur√≥logos ha hecho un descubrimiento sorprendente al respecto.

La percepción del dolor no solo tiene que ver con factores biológicos o psicológicos. También intervienen factores sociales y emocionales. Diversos estudios avalan la idea de que el contacto físico no solo alivia el dolor. También reduce el estrés, la ansiedad y ayuda a bajar la presión sanguínea, pero hasta hora no se sabía muy bien como funciona ese mecanismo.

Advertisement

Un equipo de neurólogos del Laboratorio de Neurociencia Social y Afectiva la Universidad de Haifa ha llevado a cabo un experimento con 20 parejas voluntarias para tratar de determinar qué ocurre en el cerebro cuándo uno de los miembros de la pareja siente dolor y el otro le toma de la mano. Es la primera vez que se realiza el experimento escaneando las ondas cerebrales de ambas personas a la vez.

El experimento demostró que las ondas cerebrales en la frecuencia alfa-mu de las parejas se sincronizan en mayor medida cuándo se sujetan de la mano durante la situación de dolor inducida. Estas ondas están asociadas con la percepción del dolor y la empatía. El resto de ondas cerebrales no registraron cambios lo bastante significativos.

Advertisement

La gran pregunta es c√≥mo esta sincronizaci√≥n es capaz de reducir el dolor. La hip√≥tesis del equipo es que el contacto f√≠sico genera empat√≠a y esta a su vez genera endorfinas que reducen el dolor en cierto grado. A√ļn falta mucho por investigar en este √°mbito. Mientras tanto, lo que s√≠ parece seguro es que compartir una experiencia traum√°tica mediante el contacto f√≠sico ayuda a sobrellevarla. [PNAS¬†v√≠a Ars Technica]