Se mueve allá donde cae la basura y la atrapa antes de que caiga al suelo. El sistema utiliza una cámara que captura la trayectoria de los papeles o latas y un ordenador que predice dónde caerá en la habitación. Gracias a una conexión WiFi la información se transmite a la papelera que se mueve para interceptar el objeto.

La idea la ha desarrollado Minoru Kurata, un ingeniero japon√©s, que asegura haber recibido ofertas para transformarlo en un producto comercial pero a√ļn necesita mucho trabajo. La probabilidad de que el dispositivo cace al vuelo un papel es de s√≥lo un 10 o un 20%. Kurata ya trabaja en la forma de solucionarlo. [Diginfo]