Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Foto: Getty

Lo que comenzó como una revisión rutinaria de tráfico se ha convertido rápidamente en un caso de derechos civiles en un tribunal de Florida. El caso lo protagoniza un hombre que ha entrado en prisión esta semana por haberse negado a desbloquear su teléfono.

William Montanez ha sido condenado a 180 días de cárcel después de que un juez le pidiera que desbloqueara dos teléfonos que le había confiscado la policía. Montanez le dijo al tribunal que no podía recordar las contraseñas, por lo que el juez lo acusó de desacato civil y lo metió en la cárcel. Según Fox 13 News está internado en la prisión de Tampa Bay, Florida.

Advertisement

La parte más extraña de la situación de Montañez es que comenzó con una simple revisión de tráfico. De acuerdo con un escrito de emergencia presentado por el abogado de Montanez, fue detenido por la policía el 21 de junio por no detenerse adecuadamente cuando salía de una autopista. Los oficiales que realizaban la parada pidieron registrar su automóvil, a lo que se negó, por lo que la policía inmovilizó el vehículo y trajo a un perro que olfatea drogas.

Vale la pena señalar que el escrito de emergencia dice que la unidad canina fue contactada antes de que la policía hablara con Montanez durante la parada, lo que parece un poco sospechoso. En 2015, el fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos en Rodríguez v. Estados Unidos dejó claro que la policía no debe convertir las paradas de tráfico en investigaciones de otras posibles infracciones. La policía tiene que tener motivos de peso para sospechar que se ha cometido otro delito antes de investigar más a fondo. Negarse a permitir que las fuerzas del orden público busquen en tu automóvil no es una razón válida para sospechar.

El perro descubrió pequeñas cantidades de marihuana (alrededor de 4.5 gramos) y aceite de THC. Montanez admitió que ambas sustancias le pertenecían. La policía también encontró una pistola oculta, que supuestamente pertenecía a su madre, y dos teléfonos. La policía pidió a Montanez que desbloqueara los teléfonos, aparentemente después de ver un mensaje de texto en la pantalla bloqueada que decía “Dios mío lo encontraron”. Montanez se negó.

Advertisement

La policía obtuvo una orden de búsqueda para los dispositivos, alegando que contienen evidencia de “posesión de cannabis en menos de 20 gramos” y “posesión de parafernalia de drogas”. Montanez ya admitió esa posisesión, lo que hace que no quede claro por qué los policías todavía quieren buscar en el teléfono para probar los cargos.

Fue esa orden la que llevó a Montanez ante un tribunal, donde el juez le pidió que desbloqueara los teléfonos, lo cual rechazó nuevamente, o simplemente no pudo hacer porque no recordaba los códigos de acceso para los dispositivos. Sea como sea, pasará casi los próximos seis meses en la cárcel por no permitir que la policía explore sus teléfonos en busca de pruebas que no parecen necesitar.

Advertisement

El abogado de Montanez, Patrick Leduc, presentó una solicitud de emergencia para impugnar el fallo de desacato del juez, pero la situación es bastante difícil. Puede que las circunstancias que llevaron a la policía a obtener una orden para buscar en el teléfono fueran cuestionables, pero el caso es que solicitaron la orden y Montanez no la acató. Leduc dijo que el caso de su cliente debería servir como una advertencia para todos. Según Fox 13 News:

Si te arrestan por cualquier cosa, ya sean drogas, armas de fuego, o lo que sea, y hay un dispositivo electrónico cerca, pueden obtener una orden de registro y registrarlo. Si no proporcionas esa información para buscar y desbloquear el terminal porque quieres mantener tu información privada, te encerrarán.

Advertisement

[Fox 13 News, Techdirt]

Share This Story

Get our newsletter