Imagen: PXHere

Un juez ha declarado culpable a una adolescente inglesa de 19 años de mandar un mensaje extremadamente ofensivo por Instagram. La joven ha sido condenada a ocho semanas de toque de quedada vigilada por subir la letra de una canción de rap para comentar sobre la muerte de un niño.

Advertisement

Chelsea Russell originalmente subió la letra, del artista de rap americano Snap Dogg, a su biografía de Instagram para hacer un homenaje a Frankie Murphy, un niño de 13 años que murió después de ser atropellado por un coche. La letra decía “matar a un nigger delatador y robar a un nigger rico”. En inglés, la palabra “nigger” se considera ofensiva en ciertos círculos.

Se reportó el perfil de Russell a la policía, específicamente a la unidad de crímenes de odio. La policía Dominque Walker, que investigó el caso, afirmó al tribunal que la letra era muy ofensiva.

“Como una mujer negra, consideré estas palabras ofensivas y perturbadoras”, comentó Walker. “Estas palabras son ofensivas para las personas negras y personas blancas”.

Advertisement

No obstante, la abogada de Russell, Carole Clarke, declaró que el significado de la palabra “nigger” había cambiado a lo largo del tiempo ya que había sido popularizada por artistas como Jay-Z, Eminem y Kanye West.

Además, Clarke añadió que la cuenta de Russell era privada y que la adolescente creía que solamente sus seguidores podrían ver la letra.

Advertisement

Russell afirmó que no creía que la letra era ofensiva y que había copiado la letra de una cuenta de un amigo.

“Los jóvenes en Liverpool utilizan esa palabra para saludarse”, dijo Russell. “Yo escucho música de rap y está en cada canción”.

El juez, sin embargo, no consideró que la cultura popular le daba permiso a Russell a utilizar la palabra.

Advertisement

“No hay lugar en la sociedad civil para lenguaje así”, afirmó McGarva. “Todos con una cuenta de Instagram podrían ver ese contenido. La letra fomenta el asesinato y el robo, así que es extremadamente ofensivo”.

Aparte del toque de quedada, Russell tendrá que pagar una multa de 585 libras.

[Liverpool Echo]