Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

No hagas la estupidez de tratar de cambiarte el color de los ojos, esta modelo de Instagram arruinó su vida

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Wikimedia Commons

Hay dos tipos de cirugías faciales, las que se realizan porque los médicos las recomiendan, y las que se realizan porque el paciente las pide, a menudo por razones de estética. En ese último caso hay una operación cuyos riesgos exceden cualquier ansia de cambio personal: la cirugía para cambiar el color de los ojos.

Advertisement

¿Cómo funciona? Se realiza una incisión en la superficie del globo ocular, se inserta y se despliega un implante doblado para cubrir el iris, se corta la abertura, y los ojos pasan a tener ese color deseado por el cliente. Aunque muchas veces no salé según lo esperado.

La modela argentina Nadinne Bruna siempre fue una amante de la cirugía plástica, y junto a su hermana gemela, Danna, han forjado una carrera en Instagram donde suelen compartir imágenes de sus procedimientos cosméticos. Normalmente, ambas amortizaban sus cirugías, ya que los centros les pagaban para incluir las prácticas médicas en sus redes sociales.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Nadinne Bruna

Sin embargo, todo cambió el día que Brunna decidió pagar 3.000 dólares para someterse al procedimiento de un cambio del color de los ojos en Bogotá con el doctor Eugenio Carbera. A cambio, el centro le pidió que publicara los resultados del procedimiento en su cuenta junto con un video testimonial. Según ha contado a los medios:

Debido a mi seguimiento en Instagram, por lo general me acerco a los cirujanos sobre colaboraciones y publicidad. Me puse en contacto con ellos para ver si estarían interesados ​​en trabajar juntos. Decidí ponerme en contacto con un médico colombiano, a solo tres horas de Miami, donde vivo actualmente.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Nadinne Bruna

Básicamente, la cirugía arruinó la carrera de Bruna. Después de someterse al controvertido procedimiento para cambiar el color de sus ojos pasó a tener la visión de una persona de 90 años, perdiendo el 80% de la visión en su ojo derecho y el 50% en su ojo izquierdo después del tratamiento para insertar implantes de silicona y convertir los ojos en gris claro.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Nadinne Bruna

Como se puede apreciar en las imágenes, su visión ahora es borrosa y sus ojos se volvieron rojos, a menudo acompañados de un dolor intenso que le ha durado meses, obligándola a dejar de tomar parte en las sesiones de fotos, que era la forma en que obtenía sus ingresos. Según la modelo:

Antes de esta cirugía mis ojos estaban completamente sanos. Estaban en muy buenas condiciones. Fui tan ingenua. Desde esta cirugía tuve una visión borrosa. Durante aproximadamente un año, mis ojos estuvieron constantemente rojos. Mis pupilas ya no pueden adaptarse a la luz, así que ahora también soy fotosensible. Esta cirugía destruyó completamente mi vida. Mi daño en la visión es permanente, y aún tengo que someterme a un trasplante de córnea y también tengo cataratas.

Advertisement

Al parecer, Bruna se quedó con glaucoma debido a un daño en su nervio óptico, razón por la que regresó a Colombia dos veces para llevar a cabo dos procedimientos adicionales con los que tratar de reparar el daño en su ojo. Sin embargo, los intentos por salvar su vista no tuvieron éxito y buscó atención médica en Estados Unidos.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Nadinne Bruna
Advertisement

Allí, un equipo de oftalmólogos del Bascom Palmer Eye Institute de Miami retiró los peligrosos implantes en septiembre del año pasado. Con todo, el doctor Habash del centro ha explicado que los procedimientos para cambiar el color de los ojos como el que eligió Bruna causan un daño “irreparable”:

El problema de inyectar una placa de silicona en el ojo es que obstruye el drenaje, como si un fregadero estuviera bloqueado. La presión aumenta y se acumula dentro del ojo, causando inflamación y dañando las estructuras. 

Advertisement

Esta es una de las razones por las que la FDA en Estados Unidos no ha aprobado este tipo de procedimientos, aunque no impide que las personas vuelen a México, Sudamérica o África y vuelvan con ojos más propios de una película de ciencia ficción. [Evening Times, Vice]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter