Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Consiguen enseñar a coches autónomos a ver detrás de las esquinas

Los investigadores del MIT están ayudando a que los automóviles autónomos circulen de forma más segura con un nuevo truco que permite a los vehículos ver alrededor las esquinas para detectar otros vehículos o movimientos que los conductores humanos no podrían ver venir.

Ha habido varios intentos para hacer que las cámaras consigan ver lo que ocurre alrededor de las esquinas, como por ejemplo lo que hicieron otros investigadores del MIT, que crearon un sistema capaz de iluminar una habitación desde el exterior, capturando la luz que rebota y luego procesando los resultados para crear un Modelo 3D de los objetos que hay en el interior, que de otro modo serían imposibles de verse desde el exterior. Sin embargo, era necesaria una cámara especial, láseres y mucho más hardware que haría imposible su implantación en un vehículo.

Advertisement

Este nuevo enfoque de los investigadores para detectar los peligros que se aproximan tras las esquinas será presentado en la Conferencia Internacional sobre Robots y Sistemas Inteligentes en Macao la próxima semana, y está basado en un sistema anterior llamado ShadowCam que se desarrolló unos años atrás. En lugar de usar escáneres por láser o tecnología de rayos X, el sistema usa cámaras de vídeo que apuntan a un área muy específica, que en este caso es el terreno donde se encuentran dos carreteras o caminos perpendiculares.

Según el MIT, la cámara captura una serie de frames que, incluso aunque hayan sido grabados con el vehículo en movimiento, se pueden procesar y analizar para detectar la presencia de sombras y ver los cambios en las condiciones de iluminación entre frames, y así usar esa información para predecir la posición y la velocidad de un objeto que se aproxima desde el otro lado de la esquina. Esto le da al coche autónomo el tiempo suficiente para reducir la velocidad o detenerse por completo si fuese necesario. Además, durante las pruebas, se descubrió que este sistema de cámaras supera al LiDAR en más de medio segundo.

Sin embargo, todavía no está listo para estrenarse en las carreteras. Hasta el momento, los investigadores solo lo han probado en parkings con los faros del coche apagados para ayudar a recrear las condiciones de conducción nocturnas y en pasillos con sillas de ruedas autónomas, por lo que el sistema necesitará mucho más entrenamiento antes de poder enfrentarse a las condiciones de iluminación del mundo real.

Share This Story