Mosc√ļ, tenemos un problema. La que fuera la industria espacial m√°s potente del mundo durante la Guerra Fr√≠a est√° hoy tocada y casi hundida. Tecnolog√≠a desfasada, cohetes que se estrellan, corrupci√≥n, escaso presupuesto... ¬ŅC√≥mo ha llegado Rusia a perder de esta forma su liderazgo espacial?

Los √ļltimos accidentes espaciales de Rusia han hecho sonar todas las alarmas. El problema viene de lejos, desde hace casi una d√©cada, pero le ha estallado ahora definitivamente entre las manos al gobierno de Vladimir Putin. En apenas 3 semanas Rusia ha sufrido 3 graves accidentes espaciales: la p√©rdida del cohete Proton-M con un sat√©lite mexicano a bordo, un fallo en el arranque de la nave Progress M-26M anclada a la ISS, y la p√©rdida y desintegraci√≥n de la Progress M-27M cuando iba tambi√©n rumbo a la ISS con materiales de abastecimiento. Y no, no son casos aislados.

Advertisement

Justo hace un a√Īo otro fallo en el cohete Proton-M hizo que se perdiera el sat√©lite ruso Express-AM4R. Y en el 2012 otro problema en el Proton-M dio al traste con dos sat√©lites de coste millonario (el indonesio Telkom-3 y el ruso Express-MD2). Este cohete ha sufrido accidentes en 7 ocasiones en poco m√°s de 3 a√Īos y medio. Demasiados en tan poco tiempo. A la lista se une otras muchas misiones espaciales rusas fracasadas, como la de 2011 con la c√°psula Progress 44 a bordo de un cohete Soyuz, que tampoco pudo llegar a la ISS, o la m√°s reciente a comienzos de este a√Īo con la sonda Phobos-Grunt a Marte que tambi√©n se estrell√≥.

¬ŅQu√© demonios est√° pasando?

‚ÄúLa industria espacial rusa se derrumba‚ÄĚ

Advertisement

El analista espacial Pavel Luzin lo explica de forma muy directa en sus columnas y art√≠culos del Moscow Times: ‚ÄúPuedes compararlo a la ca√≠da del Imperio Romano. La industria espacial Rusa se est√° derrumbando‚ÄĚ. Luzin se√Īala una de los problemas clave que ha llevado a la situaci√≥n actual y que viene de atr√°s: la p√©sima gesti√≥n, tanto de la Agencia Espacial Federal Rusa (Roscosmos), bajo la supervisi√≥n del gobierno, como de compa√Ī√≠as aeroespaciales clave.

Advertisement

En el periodo entre 2006 y 2014 los gastos de Roscomos se han multiplicado por 5 y, sin embargo, el n√ļmero de misiones fallidas no ha dejado de aumentar. Compa√Ī√≠as espaciales clave del sector, como las estatales Khrunichev State Research o RSC Energia, se han ido endeudando progresivamente en un c√≠rculo vicioso que ha conducido a todo el sector a la inestabilidad financiera.

Corrupci√≥n y ‚Äúdecadencia moral‚ÄĚ

Advertisement

Esta misma semana, el viceprimer ministro ruso Dmitryi Rogozin, responsable de defensa y de toda la industria espacial estatal, atacó al sector al más puro estilo Putin: buscando culpables. Rogozin confirmó la apertura de una investigación precisamente sobre Khrunichev State Research, fabricante del cohete Proton y de su sucesor Angara, por haber evaporado 182 millones de dólares en 8 casos de presunta corrupción de sus dirigentes.

‚ÄúLa industria espacial [rusa] est√° plagada por la decadencia moral de sus oficiales y por personal mal pagado. Con tal baja moral de su liderazgo, uno no debe sorprenderse de la pobre calidad de sus productos‚ÄĚ, dijo. En otras palabras: el m√°ximo responsable del sector aeroespacial ruso llama poco m√°s que chatarra a los cohetes y naves que Rusia utiliza en la actualidad.

Advertisement

Por supuesto, trat√°ndose en su mayor√≠a de empresas estatales, algo de culpa tiene que tener el propio gobierno de Putin. Rogozin, sin embargo, achaca la √ļltima lista de accidentes a la corrupci√≥n ‚Äúde otros‚ÄĚ y a la falta de eficiencia en el sector. Se√Īal√≥ que el reciente accidente del cohete Proton-M fue muy similar al registrado en 1988 o en 2014, una prueba de que quienes deber√≠an haber encontrado el problema no han hecho su trabajo. Compa√Ī√≠as (corruptas) como Khrunichev emplean 13 veces m√°s personal que la estadounidense Orbital Sciences, encargada de parte de las misiones de abastecimiento a la ISS, y a√ļn as√≠ no son capaces de cumplir con √©xito sus misiones. ‚ÄúLa industria espacial estadounidense es en general 9 veces m√°s eficiente que la rusa‚ÄĚ, dijo Rogozin esta semana. ‚ÄúEs una verg√ľenza, estamos todav√≠a anclados al siglo XX‚ÄĚ.

El fiasco del nuevo Cosmódromo Vostochni

Advertisement

Rogozin es conocido por ser despiadado en sus palabras y decisiones. La mejor prueba: su reacci√≥n al conocer el desastre y retrasos en la construcci√≥n del nuevo Cosm√≥dromo Vostochni. ‚ÄúNo permitir√© el sabotaje. Simplemente arrancar√© cabezas‚ÄĚ.

El Cosm√≥dromo Vostochni es un buen ejemplo de la situaci√≥n de caos en la que vive la industria espacial rusa. Est√° llamado a sustituir el de Baikonur, en Kazajist√°n, el que se utiliza ahora para todos los lanzamientos rusos de la Soyuz o el cohete Proton. Vostochni permitir√° a Rusia dejar de depender de Kazajist√°n y reducir costes. Deber√≠a estar finalizado en 2018 y costar unos 2.400 millones de d√≥lares, pero los retrasos y la corrupci√≥n de las compa√Ī√≠as constructoras est√°n convirtiendo el proyecto en una pesadilla.

Advertisement

El a√Īo pasado, por ejemplo, el responsable de la construcci√≥n del cosm√≥dromo fue arrestado acusado de robar millones del proyecto. Rogozin, que fue justo nombrado entre otras cosas para encarrilar la situaci√≥n, incluso lleg√≥ a instalar c√°maras accesibles p√ļblicamente en un intento de erradicar la corrupci√≥n y acelerar el ritmo de construcci√≥n. La idea no parece estar funcionando porque hace solo unas semanas otro responsable de las obras fue despedido.

¬ŅSoluci√≥n de Putin? Volver a la mentalidad sovi√©tica

Ante semejante desaguisado de corrupci√≥n, cohetes estrellados y tecnolog√≠a desfasada, Vladimir Putin y el primer ministro Dmitry Medvedev han tomado una decisi√≥n dr√°stica: unir en un solo conglomerado la actual Agencia Espacial Federal Rusa, Roscosmos, con el conglomerado United Rocket and Space Corporation (URSC). ¬ŅQu√© significa esto? El regreso a un √ļnico gigante espacial controlado por el gobierno central de Mosc√ļ. Un intento de retornar a esa mentalidad de la era sovi√©tica en la que un solo y enorme organismo central, y no m√ļltiples empresas y agencias independientes, era capaz de organizar toda una industria espacial. ¬ŅServir√° de algo?

Advertisement

Seg√ļn el analista Pavel Luzin, de poco: ‚ÄúLa industria espacial Rusa es hoy en d√≠a incapaz de desarrollar o construir nada nuevo. Y ahora solo puede hacer una cosa: presentar facturas al gobierno para unos costes cada vez mayores‚ÄĚ. Seg√ļn Luzin, la decisi√≥n de crear un nuevo y √ļnico conglomerado sumir√° a Rusia a√ļn m√°s en el pozo de la burocracia del que ser√° complicado salir.

Advertisement

Foto: Ministerio de Defensa ruso

El momento que afronta Rusia en exploraci√≥n espacial es cr√≠tico. Su principal cliente de cohetes y c√°psulas de transporte de astronautas y material para la ISS, EE.UU., ya ha anunciado su compromiso de dejar de depender de Rusia para estas tareas. Compa√Ī√≠as estadounidenses como SpaceX y Orbital Sciences van a comenzar a proveer muy pronto a la NASA de toda esta tecnolog√≠a. El m√°s triste ejemplo es el cohete ruso Angara (en la imagen de arriba): tras 20 a√Īos de desarrollo y fabricaci√≥n, va a tener muy pocas misiones espaciales que provengan del exterior.

Advertisement

La crisis espacial le llega a Rusia en el peor momento: en plena carrera de EE.UU. y Europa hacia Marte. Ya no estamos en la Guerra Fr√≠a, pero Rusia necesitar√° m√°s que un milagro para competir de verdad con EE.UU. y China si de verdad quiere plantar su bandera en alg√ļn lugar m√°s all√° de la Luna.

Foto de apertura: el Presidente ruso Vladimir Putin en una visita reciente a las obras del Cosmódromo Vostochni/AP. Resto de fotos: AP

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)