Investigadores del MIT han creado el primer procesador experimental de 36 nĂșcleos cuyo funcionamiento se inspira en la arquitectura de Internet. En lugar de estar conectados individualmente, los nĂșcleos de este chip estĂĄn interconectados entre sĂ­ formando una red interna dentro del propio chip. La idea podrĂ­a hacer viable construir procesadores con decenas de nĂșcleos, algo hasta ahora muy complejo.

Los procesadores actuales cuentan generalmente con entre dos y ocho nĂșcleos, pero añadir mĂĄs para conseguir mayor rendimiento es complejo. Todo los nĂșcleos se comunican a travĂ©s de un Ășnico cable llamado bus. Cuando dos nĂșcleos se comunican entre sĂ­, tienen acceso cerrado al bus, mientras el resto de los nĂșcleos no. Sin embargo, a medida que se aumenta el nĂșmero de nĂșcleos, esta arquitectura deja de ser viable: los nĂșcleos acaban esperando la mayor parte del tiempo a que se libere el cable que los interconecta, en lugar de realizar operaciones de computaciĂłn.

Para solucionar esto, la investigadora Li-Shiuan Peh, del MIT, ha propuesto diseñar una arquitectura de red dentro de un chip. En esta, cada nĂșcleo estĂĄ interconectado solo con los nĂșcleos mĂĄs cercanos, de forma que hay varias vĂ­as de comunicar estos componentes y no solo a travĂ©s de un Ășnico cable. AdemĂĄs, este chip experimental cuenta con una segunda conexiĂłn en red de los nĂșcleos para evitar problemas de coherencia de la memoria cachĂ©. En otras palabras: lograr que los datos circulen entre los nĂșcleos de forma organizada, sin corromperse en el camino.

Advertisement

ÂżQuĂ© implicaciones puede tener todo esto? Sobre todo, demostrar a los grandes fabricantes de procesadores, a Intel, Qualcomm y compañía, que los chips de 36 nĂșcleos son viables. El siguiente paso de Li-Shiuan Peh serĂĄ cargar el procesador con una versiĂłn de Linux modificada para funcionar con un chip de 36 nĂșcleos y ver cĂłmo se comporta en la prĂĄctica con aplicaciones y programas. De funcionar, podrĂ­a ser el comienzo de una nueva generaciĂłn de chips que alimentarĂĄn nuestros mĂłviles y ordenadores en el futuro. [vĂ­a MIT News]

Foto: rickyd/Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)