Imagen: AsiaWire (vía Daily Mail)

La aerol√≠nea taiwanesa EVA Air est√° sorteando una crisis de imagen despu√©s de que una auxiliar de vuelo denunciara un posible caso de abuso sexual a bordo de uno de sus aviones. Seg√ļn la azafata, un pasajero con sobrepeso oblig√≥ a la tripulaci√≥n a limpiarle el trasero mientras gem√≠a de placer.

El incidente ocurri√≥ durante un vuelo de Los √Āngeles a Taip√©i el 19 de enero. Acompa√Īada por representantes de su sindicato, la azafata, que se neg√≥ a revelar su nombre, dijo en rueda de prensa que un pasajero que viajaba en silla de ruedas hab√≠a solicitado la ayuda de la tripulaci√≥n para ir al ba√Īo.

El hombre, un estadounidense de 200 kg, exigi√≥ a tres auxiliares de vuelo, incluida la azafata, que lo desnudaran de cintura para abajo antes de sentarlo en el WC. ‚ÄúSent√≠ que, como asistente, quitarle la ropa interior a un pasajero estaba fuera del alcance de mis responsabilidades‚ÄĚ, dijo la mujer.

EVA Air no tiene auxiliares de vuelo masculinos. Tres mujeres desnudaron al pasajero en cuestión e intentaron cubrir sus genitales con una manta mientras retiraban sus calzoncillos. De acuerdo con el relato de la azafata, fue entonces cuando el hombre le dio una palmada en la mano y dejó caer la manta; en otras palabras, cuando sus genitales quedaron expuestos.

Advertisement

Imagen: AsiaWire (vía NY Post)

El pasajero tambi√©n pidi√≥ que la puerta del ba√Īo estuviera abierta, de lo contrario ‚Äúno podr√≠a respirar‚ÄĚ. La tripulaci√≥n logr√≥ mantenerla cerrada, pero cuando termin√≥, el hombre se neg√≥ a salir a menos que lo ayudaran a limpiarse el trasero. Las azafatas se negaron, pero otros pasajeros necesitaban usar el lavabo, as√≠ que la jefa de cabina accedi√≥.

Advertisement

Seg√ļn el relato de la auxiliar, el hombre comenz√≥ a emitir gemidos durante el proceso y dijo ‚Äúoh, hmmm, m√°s profundo, m√°s profundo‚ÄĚ mientras su jefa lo limpiaba. Despu√©s acus√≥ a la mujer de no limpiarle adecuadamente el trasero y pidi√≥ a las auxiliares de vuelo que lo hicieran de nuevo

Para el Sindicato de Asistentes de Vuelo de Taoyu√°n, el incidente ‚Äúconstituye claramente un caso de acoso sexual‚ÄĚ. La organizaci√≥n pidi√≥ a EVA que demandara al pasajero y denunci√≥ que el estadounidense ya hab√≠a causado problemas en vuelos anteriores sin que la aerol√≠nea hiciera nada. En mayo de 2018, el hombre defec√≥ en sus pantalones en pleno vuelo.

Advertisement

Tras la rueda de prensa, EVA Air emiti√≥ un comunicado asegurando que la tripulaci√≥n tiene derecho a rechazar las solicitudes de los pasajeros que consideren inapropiadas. La aerol√≠nea se√Īal√≥ que el comandante de vuelo ‚ÄĒun hombre‚ÄĒ hab√≠a ayudado a las azafatas y que, como empresa, estaba dispuesta a asistir a su auxiliar de vuelo para demandar al pasajero.