Grabado del maestro Stradivari en su taller
Illustration: Wikipedia

Sepamos tocarlo o no, todos hemos oído hablar alguna vez de los míticos violines Stradivarius. Los instrumentos fabricados por el artesano italiano Antonio Stradivari hacia 1700 tienen una cualidad especial. El problema es que nadie en realidad sabe cuál es.

Si le preguntas a un violinista experto como Michelle Kim, de la Orquesta Filarmónica de Nueva York, te dará un largo y apasionado discurso sobre la cualidad dulce, pero al mismo tiempo poderosa de los strad, que es como se conoce familiarmente a estos violines.

La propia Kim, en una entrevista a Vox, lucha para encontrar las palabras exactas que definen el sonido de un Stradivarius. Casi parece que est√° hablando de las elusivas notas de sabor de un vino y no es de extra√Īar. Al final, la descripci√≥n del sonido de estos violines legendarios tiene mucho en com√ļn con el vino: los expertos aseguran distinguirlo... hasta que les sometes a un test ciego.

En 2012, la experta en ac√ļstica Claudia Fritz y el fabricante de violines Joseph Curtin llevaron a cabo un experimento m√≠tico. Pidieron a 21 violinistas de diferentes edades que tocaran seis violines diferentes. Tres de ellos eran instrumentos reci√©n salidos de f√°brica. Los otros tres eran dos Stradivarius y un Guarneri valorados en millones de d√≥lares.

Advertisement

Un violín Stradivarius. Foto: Mark Ordonez / Flickr

El test era doble ciego. Los int√©rpretes llevaban unas gafas que les imped√≠an reconocer los instrumentos por su aspecto. Los voluntarios que les ced√≠an los instrumentos tambi√©n lo hac√≠an a ciegas, y hasta adosaron difusores de perfume a los instrumentos con el fin de que los m√ļsicos no pudieran reconocerlos por el olor de la madera.

El resultado de la prueba fue demoledor. Solo 8 de los 21 m√ļsicos eligieron un viol√≠n antiguo como favorito. El resto optaron por violines nuevos, y ninguno de ellos fue capaz de diferenciar si el viol√≠n era un Stradivarius pese a que se les dijo que al menos uno de los seis era obra del m√≠tico fabricante italiano.

Stradivari fabric√≥ alrededor de 1.100 instrumentos de los que solo 650 han sobrevivido hasta hoy. Solo por eso, los Stradivarius ya son excepcionalmente valiosos como antiguedades. Muchos incluso se han ganado apodos entre los m√ļsicos: Lady Hamsworth, Dubois, Hammer, Sleeping Beauty, Firebird... Uno no sabe muy bien si estamos hablando de instrumentos o de espadas de fantas√≠a √©pica.

Advertisement

En Internet circulan todo tipo de teorías, algunas más estrafalarias que otras, que tratan de explicar el sonido de los Stradivarius. se dice que están confeccionados en un tipo de madera de pinos milenarios, tan densa, que conduce el sonido con una claridad que ninguna madera actual puede imitar. Otros citan barnices especiales de fórmula secreta que solo el maestro Stradivari conocía. Finalmente están los que explican que la calidad de las cuerdas confeccionadas en tripa de cordero es muy superior a la de las cuerdas sintéticas actuales.

Joseph Curtin es tajante. No hay indicios de ninguna t√©cnica de fabricaci√≥n o material extra√Īo que permita explicar el sonido de estos violines. Sencillamente son antiguedades √ļnicas y muy raras, y a las personas, m√ļsicos incluidos, nos gusta espolvorear las historias del pasado con un poco de magia. [v√≠a Vox]