Image: Darpa

¿Y si se pudiera aplicar esa increíble capacidad que tienen los tardígrados para resistir en condiciones extremas, a los seres humanos? Si alguien fuera capaz de conseguir algo parecido al proceso de la criptobiosis, seguramente sería lo más cercano a un superhéroe de ficción. Resulta que Darpa anda tras esta loca idea.

Eso sí, aplicada en el campo de batalla para lograr algo así como un soldado invencible, de la misma forma que los tardígrados son casi “indestructibles”. En realidad, la agencia del Pentágono está iniciando un nuevo programa de investigación con el objetivo de explorar cómo la biología molecular podría usarse para desacelerar la velocidad de los sistemas vivos, ampliando así la ventana para el tratamiento después de una lesión traumática y aumentando las posibilidades de supervivencia del herido.

Advertisement

¿Es esto posible? Ahora mismo no, pero Biostasis, el nombre que ha recibido el programa, ambiciona lograrlo a través del estudio de lo que se puede encontrar en la naturaleza, es decir, en el tardígrado y en la rana de la madera. Ambas criaturas pueden lograr ese estado de criptobiosis, una especie de animación suspendida que les permite soportar las condiciones más extremas. Para las ranas de la madera, esto incluye la capacidad de congelarse en forma sólida durante días, antes de descongelarse y reanudar sus vidas normales.

Image: Darpa

En el caso de los tardígrados, significa una capacidad para soportar temperaturas tan bajas como -272 ° C y altas como 150 ° C, sobrevivir al vacío del espacio y las presiones de aplastamiento en el fondo del océano, o incluso a quedarse sin comida, agua y oxígeno durante largos períodos de tiempo. De hecho, un estudio de Harvard y Oxford concluyó el año pasado que los tardígrados vivirán para ver la muerte del sol.

Advertisement

Dicho esto, no es tanto por sus sistemas moleculares específicos por lo que los investigadores de DARPA intentarán recrearlos. Más bien, la atención se centrará en la capacidad general de aplicar selectivamente los frenos a procesos moleculares particulares en el nivel de proteína, de modo que todo el organismo se desacelere en armonía y luego se evite el daño cuando vuelva a la velocidad normal. Según Darpa:

Image: Tardígrado (Wikimedia Commons)

A nivel molecular, la vida es un conjunto de reacciones bioquímicas continuas, y una característica definitoria de estas reacciones es que necesitan un catalizador para ocurrir. Dentro de una célula, estos catalizadores vienen en forma de proteínas y grandes máquinas moleculares que transforman la energía química y cinética en procesos biológicos.

Nuestro objetivo con Biostasis es controlar esas máquinas moleculares y lograr que disminuyan su velocidad aproximadamente a la misma velocidad para que podamos ralentizar todo el sistema y evitar consecuencias adversas cuando la intervención se revierte o se desvanece.

Advertisement

En primer lugar, el programa buscará desarrollar procesos bioquímicos más simples, como los que se centran en los anticuerpos, y desde allí construir hacia soluciones a mayor escala que se pueden aplicar a células completas, tejidos y, finalmente, organismos completos.

Una tecnología que se podría adaptar para reducir los tiempos de reacción y, por lo tanto, extender la vida útil de productos sanguíneos, reactivos biológicos y medicamentos. Por delante tienen cinco años para acercarse a lo que hasta ahora sólo veíamos en videojuegos o películas. [NewAtlas]