Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Todo lo que necesitas saber sobre las declaraciones en torno a extraterrestres en el congreso de EEUU

¿Ha reconocido el Gobierno de Estados Unidos la existencia de aliens? La verdad está ahí fuera, pero es complicada.

We may earn a commission from links on this page.
Un momento de la audiencia sobre ovnis celebrada en el congreso este miércoles.
Un momento de la audiencia sobre ovnis celebrada en el congreso este miércoles.
Foto: Drew Angerer (Getty Images)

El miércoles de esta semana, el congreso de Estados Unidos celebró una audiencia cuyo tema eran... los extraterrestres. Las declaraciones de los comparecientes han hecho arder Internet con la idea de que por fin el gobierno de Estados Unidos ha admitido no solo que existen los extraterrestres, sino que tiene en su poder restos tanto de ovnis como de sus ocupantes. ¿Qué ha pasado exactamente y hasta qué punto tenemos que creernos lo que se ha dicho? A continuación tienes un resumen con todo lo que necesitas saber.

Y no... Antes de que preguntes. El gobierno de Estados Unidos no ha reconocido oficialmente nada de nada sobre extraterrestres ni sobre ovnis. Dicho esto...

Advertisement

¿Por qué ovnis? ¿Por qué ahora?

El tema dista mucho de ser nuevo. Los ovnis se han vuelto un tema muy popular en la actualidad política estadounidense, y es bueno subrayar la palabra “política”, porque el debate tiene más de representantes cuestionando la credibilidad del gobierno y emitiendo acusaciones de falta de transparencia que de querer realmente demostrar la existencia de hombrecillos verdes (o grises).

Advertisement
Advertisement

El debate comenzó a ponerse serio hará cosa de cinco años. En diciembre de 2017 y marzo de 2018, el New York Times publicó tres vídeos que habían sido recuperados por la academia de artes y ciencias To The Stars (TTSAAS), un grupo de investigación científica alternativo fundado por el exmiembro de Blink-182 Tom DeLonge. Estos vídeos supuestamente mostraban imágenes desclasificadas del Pentágono de objetos voladores no identificados. Los primeros vídeos aparecieron en un reportaje del New York Times sobre un programa militar secreto del Departamento de Defensa que investigaba fenómenos aéreos no identificados que habían ocurrido hasta 2012.

Gif: To The Stars Academy of Arts & Science / YouTube

El departamento de Defensa declinó hacer comentarios sobre el asunto y la idea de que “el gobierno oculta algo” comenzó a calar en la opinión pública avivada desde todo tipo de foros conspiranoicos. La cosa llegó al punto de que en junio de 2022, la NASA creó un grupo de trabajo independiente formado por 16 especialistas para analizar el material sobre avistamientos desclasificado hasta la fecha. Su conclusión fue que... no hay suficiente información como para sacar conclusiones. En julio de este mismo año, los senadores Mike Rounds (republicano por Dakota del Sur) y Chuck Schumer (demócrata por Nueva York) presentaron una propuesta de ley para exigir al gobierno que informe sobre avistamientos de ovnis. Todo esto nos lleva a la audiencia de este miércoles, que llevaba por título: “Fenómenos Anómalos no identificados: Implicaciones sobre la seguridad nacional, la seguridad pública y la transparencia gubernamental”.

Ya no son OVNIS, ahora son FANIS

Probablemente hayas leído ya muchas veces que en Estados Unidos ya no se habla de ovnis, sino de algo llamado UAP. El término apareció por primera vez en 2021 en documentos de la Agencia de Seguridad Nacional, pero su popularización se la debemos a la NASA cuando montó la comisión mencionada arriba, en 2022.

Advertisement

Los fenómenos aéreos no identificados (UAP, por sus siglas en inglés y FANI en español) son un acrónimo nuevo que busca quitar las connotaciones más fantasiosas a la palabra ovni. Tiene sentido teniendo en cuenta que los fenómenos observados pueden ser cualquier cosa, desde ilusiones ópticas hasta artefactos de origen terrestre como globos sonda o dispositivos experimentales de otros países. El término UAP (o FANI, si lo prefieres) trata de alejar el debate de las teorías de la conspiración y hacerlo más formal.

¿Cuál era el objetivo de la audiencia?

El objetivo de la reunión celebrada este miércoles (la tercera de una serie que aún está lejos de terminar) es seguir estudiando la creación de un mecanismo legal que permita no solo reportar casos de avistamiento de UAP, sino también exigir al Gobierno que informe de esos avistamientos a una junta de revisión que tendría la autoridad para desclasificar esa información y hacerla pública de forma inmediata.

Advertisement

El objetivo, por explicarlo de otra manera, no es demostrar la existencia de extraterrestres, sino más bien lo contrario. En febrero de 2023, la fuerza aérea derribó un supuesto globo espía chino. Desde entonces, los avistamientos de UAPs se han multiplicado y existe cierto clima de histeria colectiva. En general se tiene la sensación de que el gobierno estadounidense no solo oculta cosas, sino que además no está haciendo bien su trabajo a la hora de informar sobre este tipo de incidentes. Las declaraciones de Biden, desde luego, no contribuyen a la idea de que todo está bajo control.

También se está discutiendo la idea de que el estigma conspiranoico en torno a los ovnis hace que muchas veces las agencias de información o los militares no investiguen los UAP con el suficiente rigor por temor a que los tachen de chiflados, lo que a la postre supone un problema de seguridad nacional porque no se está investigando algo que podría ser peligroso para la seguridad nacional.

Advertisement
David Grusch, David Fravor, y Ryan Graves durante su comparecedncia en el congreso
Foto: Drew Angerer (Getty Images)

Es por todo esto que se están celebrando estas audiencias. Lo que pasa es que la de este miércoles contó con tres invitados que dijeron tantas cosas alarmantes que han disparado todas las alarmas de los amantes del misterio.

Advertisement

David Grusch, whistleblower

En la audiencia de este miércoles comparecieron tres testigos: David Grusch, ex oficial de inteligencia de la Fuerza Aérea, David Fravor, comandante retirado de la Marina; y Ryan Graves, expiloto de la Armada. El primero en sentar el tono del debate fue Graves, que denunció que los casos de UAP son mucho más numerosos de lo que el gobierno reconoce. “Mientras hablamos, nuestros cielos están lleno de UAP cuya existencia no se denuncia lo suficiente”, comentó el expiloto. “Los avistamientos no son raros, ni aislados. Son rutinarios. El estigma en torno a los UAP es real, y plantea un desafío poderoso a la seguridad nacional.”

Advertisement

El segundo testigo, David Fravor es, de hecho, uno de los pilotos del Incidente Nimitz cuyos vídeos fueron aireados por el New York Times. El comandante, ahora retirado, detalló las capacidades de vuelo del objeto que avistó, que según sus palabras “operaban fuera de los principios atmosféricos de cualquier objeto conocido que vuela en nuestra atmósfera”. Frazer se quejó de la poca importancia que sus superiores dieron al incidente. “Lo que más me choca es que el incidente nunca se investigó con seriedad. Nadie interrogó a los miembros de mi tripulación. No se examinaron las cintas. Tras unos pocos días el tema solo era una anécdota para contar a los amigos”, denunció el militar.

Pentagon declassifies Navy ‘UFO’ videos (VIDEO 1/3)

La estrella de la función, no obstante, fue Grusch. El ex-oficial de inteligencia que ahora se autodefine como denunciante (whistleblower), volcó un auténtico torrente de acusaciones, algunas muy graves, contra el gobierno estadounidense y denunció no solo que las agencias gubernamentales están en posesión de objetos de origen extraterrestre, sino que además han cometido todo tipo de delitos para ocultarlo. Sus declaraciones son el sueño húmedo de cualquier conspiranoico. Estas son las más relevantes:

  • Se ha llegado a asesinar personas para encubrir los programas secretos de recuperación de UAP. Grusch afirmó haber escuchado información de que ciudadanos estadounidenses podrían haber sido asesinados para proteger la secreto de los programas UAP. Cuando el representante de EEUU Tim Burchett, le preguntó si alguien había resultado “dañado o lesionado” en relación con los programas UAP, la respuesta de Grusch fue simplemente: “Sí”. Burchett luego preguntó: “¿Alguien ha sido asesinado?” a lo que Grusch respondió: “Tengo que tener cuidado al responder esa pregunta. Derivé a las personas con ese conocimiento a las autoridades correspondientes”.
  • El gobierno podría haber recuperado “elementos biológicos no humanos”. ¿Alguien ha dicho cadáveres de extraterrestres? Pues sí, lo ha hecho... más o menos. Según Grusch, el gobierno ha recuperado material orgánico que no es de este mundo y lo está almacenando en algún lugar para su custodia. El término que usó para referirse a esos restos fue “elementos biológicos no humanos”, aunque puntualizó que él mismo nunca ha visto personalmente cuerpos de extraterrestres.
  • Los pilotos de UAP podrían ser en realidad seres interdimensionales que viajan en el tiempo. Cuando se le preguntó acerca de sus afirmaciones anteriores de que los operadores de los UAP en realidad podrían ser de una dimensión diferente o incluso viajeros en el tiempo, Grusch dijo lo siguiente: “En términos de multidimensionalidad, el marco con el que estoy familiarizado es algo llamado el principio holográfico. Se deriva de la relatividad general y la mecánica cuántica y es... Imagine objetos tridimensionales como usted [señalando al legislador que hizo la pregunta] proyectando una sombra sobre una superficie bidimensional, ese es el principio holográfico. Entonces puedes ser proyectado desde un espacio dimensional más alto a un [espacio] dimensional más bajo”.
  • Ha habido personas “heridas” por agentes del gobierno y/o extraterrestres en relación con los programas secretos del gobierno. Otra serie vaga de afirmaciones que ha hecho Grusch es que hay personas que han resultado heridas como resultado de la actividad de los programas secretos UAP. Lo que no especificó es quiénes fueron exactamente los agresores. ¿Ovnis? ¿extraterrestres? ¿hombres de negro?. Grusch hizo poco para arrojar más luz sobre esas acusaciones.
  • Grusch ha sido objeto de represalias por parte del gobierno, debido a sus intentos de revelar detalles del programa de recuperación de UAP. Grusch se refirió repetidamente a las represalias por sus revelaciones en torno a las UAP. “Algunas de las tácticas que usaron conmigo fueron brutales y desafortunadas, y me lastimaron tanto profesional como personalmente”, dijo a los legisladores.
Advertisement

La narrativa de Grusch parece sacada de una temporada particularmente interesante de Expediente X. El problema es que es cierto que sus declaraciones se han prestado bajo juramento (romper ese juramento tiene graves consecuencias penales), pero una cosa es que Grusch crea que son ciertas, y otra muy diferente que lo sean de verdad.

Por supuesto, la idea de que el gobierno tiene cadáveres de extraterrestres conservados en algún laboratorio secreto es la más atractiva a la hora de discutir con una cerveza en la mano, pero no es ni de lejos la más relevante para los representantes del congreso. El ex-agente de los servicios de inteligencia ha vertido acusaciones muy graves que hacen sospechar que el gobierno y sus agencias han estado implicados en todo tipo de actividades ilegales que van desde el supuesto asesinato, a la ocultación deliberada de información, o el uso inapropiado de fondos federales. Grusch ha sido muy parco a la hora de ofrecer detalles, pero sus alegaciones sugieren una corrupción de las instituciones que debe seguir investigándose.