La embajada de Estados Unidos en La Habana, Cuba. (Foto: Desmond Boylan / AP Images)

Un grupo de investigadores médicos asegura que parte de los empleados de la embajada de los Estados Unidos en Cuba presentan anomalías cerebrales tales como alteraciones en la sustancia blanca por razones desconocidas. Esto, después de haber sido víctima de supuestos ataques invisibles.

Advertisement

A lo largo del año la tensión entre los Estados Unidos y Cuba no ha parado de crecer desde que empleados de la embajada de EE.UU. en La Habana aseguraran haber sido víctimas de “extraños ataques sónicos” que les dejarían con síntomas como náuseas, pérdida del equilibrio, insomnio, mareos y, por supuesto, pérdida de capacidades auditivas.

Según informa Associated Press, la investigación médica llevada a cabo por las Universidades de Miami y Pennsylvania han determinado que parte de los 24 funcionarios de la embajada presentan anomalías cerebrales, incluyendo daños o alteraciones en la sustancia blanca del cerebro. Más allá de la evidencia de lesiones médicas, la investigación de las causas y la búsqueda de responsables está bajo la responsabilidad del FBI, quienes todavía no han anunciado nada al respecto.

Los misteriosos ataques sónicos, que habría afectado tanto a la embajada de Estados Unidos como a algunos empleados de la embajada de Canadá en Cuba, comenzaron a finales de 2016 y se repitieron en primavera de este año. Los empleados aseguran haber escuchado sonidos y vibraciones extrañas en sus habitaciones y oficinas, lo que les ocasionó malestar. Desde entonces el Departamento de Estado de EE.UU. retiró a más de la mitad de sus diplomáticos de Cuba y expulsó a 15 empleados de la embajada cubana en Washington. El gobierno de Raúl Castro niega ser responsable de ningún tipo de ataque. [AP vía El País]