Los hologramas tridimensionales, como im√°genes flotando en el aire frente a nosotros, siguen siendo terreno de la ciencia ficci√≥n. Un equipo de investigadores japoneses ha dado un paso fascinante en este campo. Han creado hologramas que no solo interact√ļan al tacto, sino que adem√°s podemos sentir en el aire.

Una de las tecnolog√≠as hologr√°ficas m√°s prometedoras que hemos descubierto consiste proyectar im√°genes mediante l√°seres que ionizan las part√≠culas del aire generando plasma. Esa tecnolog√≠a permite crear im√°genes en movimiento mediante p√≠xeles en un √°rea tridimensional llamados v√≥xeles. A√ļn son muy rudimentarias, pero mejorarlas solo es cuesti√≥n de a√Īadir m√°s l√°seres para formar m√°s v√≥xeles.

El problema de esta tecnolog√≠a que desarrollan empresas como Aerial Burton 3D es que las im√°genes son peligrosas. Excitar mol√©culas de aire mediante l√°seres para formar plasma suena exactamente tan perjudicial como parece. El plasma dura nanosegundos, pero es tiempo suficiente para que cause quemaduras en la piel o da√Īos en los ojos si llegamos a tocar un voxel.

Un equipo de investigadores de las Universidades de Tsukuba, Utsunomiya, Tokio, y del Instituto Tecnológico de Nagoya han ideado una manera de que los hologramas láser sean completamente inocuos para el ser humano.

Advertisement

La clave est√° en la frecuencia de disparo del l√°ser. En vez de liberar pulsos a raz√≥n de nanosegudos, el equipo de investigadores ha aumentado la frecuencia a femtosegundos (un femtosegundo es la milbillon√©sima parte de un segundo). A esa velocidad, la luz de cada p√≠xel sigue siendo visible, pero est√° muy por debajo de la intensidad necesaria para da√Īar la piel o los ojos.

Hay un sorprendente efecto adicional. Al tocarlo, el plasma generado crea una serie de ondas de choque que hace que notemos su presencia casi como si fuera un material físico. En otras palabras, han abierto la puerta a los hologramas hápticos sin necesidad de medios adicionales. Además, la resolución espacio.temporal ya es relativamente alta: 200.000 vóxeles por segundo. El siguiente problema ahora es poder generar imágenes más grandes manteniendo la integridad y seguridad del sistema. [Digital Nature vía IEEE Spectrum]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)