Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Descubren que una influencer japonesa es en realidad un hombre de 50 años con un filtro para parecer mujer

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: azusagakuyuki / Monday Late Show

Un programa de la televisión japonesa ha descubierto que azusagakuyuki, una influencer conocida por viajar en moto por Japón, es en realidad un hombre de 50 años que utiliza una aplicación en el móvil para transformar su rostro en el de una mujer.

Advertisement

También conocida como Souya no sōhi, @azusagakuyuki ha triplicado sus seguidores en Twitter en el último mes gracias a sus fotos ataviada de motorista, que acompaña siempre con mensajes “kawaii” cargados de emoji.

Sin embargo, algunos de sus seguidores empezaron a sospechar de su verdadera identidad cuando la influencer subió una foto en la que podía verse a un hombre con gafas en el reflejo de un espejo retrovisor:

undefined
Imagen: azusagakuyuki / Monday Late Show

Fue un programa de entretenimiento japonés llamado Monday Late Show el que destapó el engaño entrevistando a azusagakuyuki en persona. Los reporteros llevaron incluso una foto impresa de la influencer para compararla con el auténtico motorista:

undefined
Imagen: azusagakuyuki / Monday Late Show
Advertisement

Según NOWNews, el hombre, que vive en la prefectura de Ibaraki, empezó a subir fotos con aspecto de mujer porque “nadie quiere ver a un tío”. De hecho lo comprobó empíricamente cuando, a diferencia de sus fotos antiguas, las fotos de la hermosa azusagakuyuki empezaron a recibir miles de “me gusta”.

undefined
Imagen: azusagakuyuki / Monday Late Show
Advertisement
undefined
Imagen: azusagakuyuki / Monday Late Show

Todas las fotos de la incluencer son en realidad las de un motorista de 50 años con el pelo largo que posa en actitud femenina y luego transforma su cara en la de una joven con una aplicación basada en inteligencia artificial, quizá FaceApp.

Advertisement

Supongo que hay una moraleja en todo esto, algo como “no te creas nada de lo que ves en internet”, pero todos los influencers usan “filtros” en mayor o menor medida, y me parece francamente loable que un hombre entrado en años pueda ganarse la vida escribiendo mensajes adorables, aunque sea a base de engañar a miles de babosos.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche