Imagen: Nikolaj Scharff

La imagen y el v√≠deo muestran a una extra√Īa criatura que parece descendiente lejano de un pel√≠cano. Sin embargo, se trata del descubrimiento de una de las ara√Īas m√°s raras que jam√°s se hayan visto. A su incre√≠ble morfolog√≠a hay que sumarle su extra√Īo apetito ‚Äúcan√≠bal‚ÄĚ. Se alimenta de otras ara√Īas.

Imagen: Hannah Wood

Advertisement

Lo que ha ocurrido es que un equipo de investigadores ha dado con la enorme cantidad de 18 ara√Īas ‚Äúpel√≠cano‚ÄĚ totalmente desconocidas para la ciencia en una zona de Madagascar. Como se puede apreciar, sus cabezas de forma extra√Īa y enormes partes bucales se parecen a la cabeza de un pel√≠cano, y se comportan de forma tan rara como cabr√≠a imaginar.

Nikolaj Scharff

Se trata de criaturas relativamente peque√Īas, de entre 2 y 8 mil√≠metros de longitud, con una cabeza alargada y un ‚Äúcuello‚ÄĚ ciertamente ins√≥lito, del cual sobresale un conjunto de mand√≠bulas extendidas. Adem√°s, se las conoce como ara√Īas asesinas ‚Äúcan√≠bal‚ÄĚ por la forma en que cazan y lo que cazan. En lugar de hilar telara√Īas para atrapar comida, deambulan por el bosque por la noche, siguiendo cadenas de telas tejidas por otras ara√Īas.

Cuando localizan a su presa, arrancan los hilos de la tela, imitando las vibraciones de un insecto cuando est√° en apuros. Cuando la ara√Īa due√Īa viene a investigar, la ara√Īa pel√≠cano ataca empalando a las desafortunadas ‚Äúcompa√Īeras‚ÄĚ, quienes se retuercen sobre esas descomunales mand√≠bulas.

Advertisement

En el documento de los investigadores el equipo clasificó hasta 26 especies individuales, 18 de las cuales son completamente nuevas. [National Geographic]