Imagen: Uno de los tres especímenes encontrados (Rodel et al., Zoosystematics and Evolution, 2019)

Ocurrió una noche en Liberia, cuando un grupo de investigadores se encontró con una serpiente arrastrándose a lo largo de las oscuras laderas de un bosque. Como en otras ocasiones, trataron de atraparla agarrando la serpiente detrás de la cabeza con los dedos. Aquello fue una mala idea.

Según recogen en su publicación los expertos del Museo de Historia Natural de Berlín que dieron con la especie:

En aquella posición de cabeza, la serpiente intentó atacar repetidamente. O bien trató de alejarse lentamente de los humanos o se enrolla bruscamente y se desenrolla, a menudo saltando distancias que equivalen a casi toda su longitud corporal, similar a las serpientes lobo del género Lycophidion.

Lo que acababan de descubrir es que una variante de las serpientes stiletto tenía una habilidad inusual por la que podían llevar a cabo una puñalada venenosa sin necesidad de abrir la boca. ¿Cómo? Al parecer, y debido a los largos colmillos que tienen, pueden clavar dentro y fuera de las esquinas de sus bocas, lo que permite que estas criaturas puedan apuñalar de lado.

El veneno de una serpiente stiletto es potencialmente citotóxico (daña las células) y causa dolor intenso, hinchazón, ampollas y, en ocasiones, incluso daño importante en los tejidos. De hecho, sin un antídoto conocido las víctimas pueden incluso perder sus dedos. Por tanto, aunque no se trata de un veneno letal, sí es extremadamente peligroso.

Advertisement

Una vez que encontraron a la serpiente los investigadores trataron de verificar los datos con otras. Encontraron otros dos especímenes entre las plantaciones de café y plátano en el sureste de Guinea, aproximadamente a 27 kilómetros de distancia. Juntos, los tres especímenes fueron descritos por los investigadores como serpientes delgadas, con cuerpos moderadamente robustos y cabezas redondeadas.

A esta nueva especie se le apodó Atractaspis branchi, y se viene a unir a otras 21 serpientes stiletto conocidas, la mayoría de las cuales se encuentran en el África subsahariana. [Zoosystematics and Evolution vía ScienceAlert]