Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Después de varias pruebas fallidas, la NASA pospone el lanzamiento de su megacohete hasta agosto

"Es un trabajo realmente duro", dijo un oficial de la NASA. El gigantesco cohete SLS volverá al edificio de ensamblaje de vehículos para ser reparado

By
We may earn a commission from links on this page.
Imagen para el artículo titulado Después de varias pruebas fallidas, la NASA pospone el lanzamiento de su megacohete hasta agosto
Foto: NASA/Joel Kowsky

La NASA hará otro intento de ensayo de cuenta atrás del Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS) a principios de junio, pero la agencia advierte ahora de que podrán ser necesarias múltiples pruebas meticulosas del cohete.

El SLS regresó al edificio de ensamblaje de vehículos en el Centro Espacial Kennedy, Florida, el 26 de abril, lo que permitió a los técnicos cambiar una válvula de retención de helio defectuosa en la etapa superior y reparar una pequeña fuga de hidrógeno en el umbilical del mástil de servicio de popa. Estos y otros problemas “molestos”, como los describe la NASA, impidieron que los equipos de tierra realizaran un cuarto ensayo general húmedo, en el que el cohete debía cargarse completamente con propelentes superfríos y practicar una cuenta regresiva completa. La NASA esperaba realizar la cuarta prueba con el cohete de 98 metros todavía aún vertical en el Complejo de Lanzamiento 39B, pero no fue así.

Hablando con periodistas el viernes, los oficiales de la NASA dijeron que intentarían realizar un nuevo ensayo general húmedo a principios o mediados de junio. El tiempo adicional permitirá que el equipo resuelva algunos problemas técnicos persistentes, realice verificaciones adicionales en el cohete y permita que un proveedor externo de nitrógeno gaseoso realice las renovaciones necesarias de su sistema de tuberías.

Advertisement

El SLS es un componente clave del programa Artemis de la NASA, que busca llevar astronautas estadounidenses a la polvorienta superficie lunar por primera vez en más de 50 años. La NASA también necesita el megacohete para construir su Lunar Gateway (una pequeña estación espacial en órbita alrededor de la Luna) y habilitar futuros viajes tripulados a Marte. El programa SLS ha sufrido sobrecostes y demoras, y estos últimos contratiempos añaden sal a la herida.

Suponiendo que se pueda completar un ensayo exitoso en junio, el cohete regresará una vez más al edificio de ensamblaje de vehículos para los preparativos finales del lanzamiento y “algunos trabajos que hemos aplazado para después del ensayo húmedo”, explicó Jim Free, administrador asociado para el desarrollo de sistemas de exploración de la NASA. Las próximas ventanas de lanzamiento para la misión sin tripulación Artemis 1 son del 26 de julio al 9 de agosto (pero Free dijo que la NASA no está considerando la parte de julio de este periodo), del 23 al 29 de agosto, y del 2 al 6 de septiembre. La NASA no proporcionó fechas específicas: esperará los resultados del próximo ensayo húmedo para tomar una decisión sobre cuándo lanzar el cohete.

Advertisement

Free, que quería ser “realista” y “franco”, dijo que “puede llevar más de un intento” concluir el ensayo húmedo y “llegar a donde queremos estar para una cuenta atrás más fluida que nos dé la mejor oportunidad de cumplir nuestra ventana de lanzamiento cuando lleguemos al día de lanzar el cohete”. Como esta es la primera vez que oímos que podrían ser necesarios múltiples intentos, y dada la gran cantidad de problemas encontrados durante las primeras tres pruebas, le pregunté a Free si el cohete está demostrando ser más complicado de lo que pensaba la NASA.

“El SLS no está demostrando ser más complicado, sabíamos que era complicado”, respondió. Un desafío particular, dijo Free, ha sido operar los nuevos sistemas terrestres por primera vez y ver cómo reaccionan. El equipo “no va a dar por sentado” que el próximo ensayo húmedo “vaya a ir genial” después de lo que se experimentó durante los primeros tres intentos, dijo. Se necesita una cierta cantidad de realismo y el “equipo necesita nuestro apoyo”, agregó. Esto incluye administrar la carga de trabajo del equipo, que “ha estado trabajando durante bastante tiempo”, dijo Free. “Este es un trabajo realmente duro”.

Advertisement

El SLS debería salir del edificio de ensamblaje de vehículos a finales de mayo, y se espera que el ensayo húmedo tenga lugar a principios o finales de junio. Esto no es una garantía, puesto que los técnicos aún no han determinado la fuente de los residuos de caucho que impidieron que funcionara una válvula de retención de la etapa superior durante una prueba anterior. La fuga de hidrógeno del umbilical en la plataforma también deberá repararse (el problema se soluciona con un ajuste periódico de los pernos), mientras que el proveedor del nitrógeno gaseoso, Air Liquide, deberá demostrar que puede entregar el gas al SLS según sea necesario, como dijo a los periodistas Cliff Lanham, gerente senior de operaciones de vehículos de la NASA.

Como nota positiva, la NASA hará comentarios en directo durante el próximo ensayo del SLS, algo no se había hecho en las primeras tres pruebas, aparentemente por razones de seguridad.