Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Una fuga de hidrógeno obliga a cancelar el lanzamiento del cohete SLS para su revisión

La NASA no cree probable que el lanzamiento pueda tener lugar este mes.

We may earn a commission from links on this page.
Imagen para el artículo titulado Una fuga de hidrógeno obliga a cancelar el lanzamiento del cohete SLS para su revisión
Foto: NASA

La misión Artemis 1 tendrá que esperar. Tras dos intentos de lanzamiento fallidos, la NASA ha decidido devolver el cohete SLS a la zona de montaje para su revisión. En ambos casos, lo que impidió el lanzamiento fue una severa fuga de hidrógeno.

El hidrógeno es un componente crucial en el combustible de cohetes, pero también un dolor de cabeza para los ingenieros. El pequeño tamaño de las moléculas de hidrógeno lo hace propenso a filtrarse por la más mínima grieta. Ya ocurría en el sistema de lanzamiento del Programa Shuttle y el SLS, que hereda mucho del diseño de aquellos cohetes, no se libra del problema.

De hecho, la segunda fuga de hidrógeno que arruinó el intento de lanzamiento el pasado día 3 fue incluso más seria que la que abortó el primer intento el día 29 de agosto. “Esta no es una fuga que podamos gestionar”, explicaba Mike Sarafin, director de la Misión Artemis. Los procedimientos previos al lanzamiento no lograron solventar el problema. El personal de tierra trató de aplicar tres soluciones diferentes a la fuga, pero ninguna de ellas funcionó.

Advertisement

Jim Free, director asociado de desarrollo del programa de exploración de la NASA ya avanzó que el actual calendario de posibles lanzamientos está descartado, y que la próxima ventana tentativa para la Artemis 1 será en algún momento entre el 17 y el 31 de octubre. El director general de la NASA, Bill Nelson, recordó a los periodistas que el Shuttle regresó al Edificio de Montaje de vehículos (Vehicle Assembly Building o VAB) en más de 20 ocasiones.

Advertisement

De momento se ha tomado la decisión de sustituir los elementos aislantes no metálicos, pero aún no tienen claro si realizarán esta tarea en la propia plataforma de lanzamiento, que sería lo ideal, o trasladarán el cohete de 98 metros de alto al VAB. La decisión se tomará a lo largo de esta semana. De todos modos, la regulación obliga a la NASA a devolver el SLS al hangar para revisar los sistemas de cancelación de lanzamiento.

La NASA asegura que la demora no afectará al resto de misiones del programa Artemis. La misión Artemis 2 (un vuelo tripulado alrededor de la Luna) seguirá teniendo lugar en 2024. La seguirá la Artemis 3, que será el regreso de los astronautas a la superficie lunar. La Artemis 1 que se iba a lanzar esta semana tenía como objetivo enviar una nave Orion (sin tripulantes) a la Luna y hacerla retornar.