Los pulpos, los calamares o las sepias tienen un asombroso sistema de camuflaje natural que les permite fundirse con los colores y formas de su entorno. Un grupo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts acaba de presentar un material sintético suave y flexible capaz de alterar su color y textura de la misma forma.

No es la primera vez que los pulpos sirven de inspiración a los científicos para tratar de imitar su sistema de camuflaje. Recientemente, investigadores de la Universidad de Illinois lograron un sistema similar en blanco y negro, y que se basaba en el calor.

Esta nueva aproximación del MIT utiliza un material elástico que se estira o encoge en función de la corriente eléctrica que reciba. El material está lleno de diminutas cápsulas de líquido como píxeles que cambian su luminosidad y color al comprimirse.

Seg√ļn explica el profesor de ingenier√≠a mec√°nica del MIT, Xuanhe Zhao, el sistema es id√©ntico al de la piel de los pulpos. Bajo la dermis de estos cefal√≥podos hay peque√Īas c√°psulas llenas de un liquido tintado. La piel de estos animales est√° llena de peque√Īos m√ļsculos que comprimen las ves√≠culas de l√≠quido, extendiendo el color por la piel en diferentes patrones. El material desarrollado por Xuanhe Zhao y su compa√Īero, el profesor de qu√≠mica de la Universidad Duke, Stephen Craig, imita ese funcionamiento.

La ventaja de esta nueva piel sintética es que permite cambiar el tono y la textura de manera dinámica. sus primeras aplicaciones podrían ser militares, pero Zhao y Craig también creen que podría servir para una nueva generación pantallas flexibles. [Nature vía MIT News]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)