Investigadores del Departamento de biolog√≠a molecular del Instituto Tecnol√≥gico Avanzado de Corea del Sur acaban de dar con una forma de que la bacteria E.Coli produzca un hidrocarburo pr√°cticamente id√©ntico a la gasolina com√ļn. En otras palabras, que las bacterias defequen gasolina.

El procedimiento ha sido descrito en un estudio publicado en la revista Nature, y utiliza una variante modificada de esta bacteria. El microorganismo se alimenta de glucosa procedente de cualquier planta o semilla no apta para el consumo humano, y genera un hidrocarburo refinado como residuo.

No es la primera vez que se utilizan bacterias para generar biocombustibles. Lo que sí es nuevo es que estos combustibles tengan una capacidad energética tan potente como la de la gasolina refinada.

Advertisement

El gran problema de esta nueva bacteria es que necesita de grandes cantidades de materia orgánica para generar más bien poca gasolina. Un litro de glucosa pura apenas sirve para producir 580 miligramos de combustible. Con todo, el avance es significativo y puede que no pase mucho tiempo antes de que se encuentre un sustitutivo barato, eficiente y abundante de los hidrocarburos de origen mineral. [Nature vía Slashdot y WSJ]

Foto: Alexander Raths / Shutterstock