Los Imagineers de Disney (as√≠ es como llaman en la compa√Ī√≠a a los artistas, dise√Īadores e ingenieros que dan vida a las atracciones en sus parques tem√°ticos) est√°n a punto de revolucionar el arte de crear atracciones que transporten a los visitantes al interior de sus pel√≠culas.

La revoluci√≥n comenzar√° en Tokyo, donde los imagineers √ļltiman los detalles de una nueva generaci√≥n de animatronics para una atracci√≥n basada en La Bella y la Bestia. Los primeros v√≠deos de los animatronics en acci√≥n son pura magia.

La atracción será algo más oscura que lo que Disney nos tiene acostumbrados. Los visitantes pasarán por una serie de escenarios que relatan el popular clásico animado a bordo de teteras gigantes que se mueven de manera autónoma sin necesidad de vías. Pueden seguir rutas predefinidas o dar vueltas indefinidamente alrededor de una escena. Los pasajeros podrán hasta asistir a la famosa escena del baile entre los protagonistas de la película dentro de la propia habitación.

Con todo, los robots animatr√≥nicos que Disney est√° creando para la ocasi√≥n son la estrella del espect√°culo por un amplio margen. est√°n dise√Īados para lucir absolutamente id√©nticos al personaje animado y para moverse con la misma fluidez. El v√≠deo grabado entre bastidores sobre estas l√≠neas es simplemente espectacular.

Advertisement

Parte del mérito de estos animatronics se lo debemos al continuado esfuerzo por parte de Disney en desarrollar robots más avanzados y realistas, enfocados eso sí al mundo del espectáculo. La otra parte se la debemos a que el equipo que los ha creado lo ha hecho en colaboración con los animadores que crearon el film original en 1991.