Imágenes: DJI

Cuando GoPro anunció que abandonaba el negocio de los drones, pudimos notar un elefante en la habitación. Era el fabricante chino DJI, que conquistó a los cinematógrafos con sus drones profesionales y ahora va a por los consumidores finales con dos series de drones más baratos y compactos: Spark y Mavic.

El nuevo DJI Mavic Air —que la compañía describe como “nuestro mejor dron de consumo hasta la fecha”— es un cuadricóptero supercompacto que graba video 4K y alcanza velocidades cercanas a los 70 km/h. A diferencia del Spark, en el que basa su diseño, el Mavic Air tiene un estabilizador de tres ejes suspendido de amortiguadores, lo que asegura tomas más estables. A diferencia del Mavic Pro, del que toma prestadas sus especificaciones, pesa solo 430 gramos y puede plegarse hasta caber en el bolsillo pequeño de una mochila.

Todo en el Mavic Air ha sido diseñado con esa idea de contener el rendimiento de un Mavic Pro en el tamaño de un Spark, a excepción de la autonomía. El Mavic Air ofrece un tiempo de vuelo máximo de 21 minutos, a medio camino entre el Spark y el Mavic Pro. Lleva una cámara con sensor CMOS 1/2.3" y una lente de apertura f/2.8. Hace fotos de 12 MP con una distancia focal equivalente a los 35 mm, graba video 4K a 30 fps con una tasa de bits máxima de 100 Mbps y puede grabar video slow-motion de 120 fps a resolución Full HD.

Como novedades, es el primer dron de DJI que cuenta con espacio de almacenamiento interno de 8 GB (además de la ranura para tarjetas microSD) y el primero que lleva un puerto USB-C para exportar las fotos y los videos. Su mando de control remoto también es nuevo: está basado en el mando del Spark, pero sus palancas de control pueden desmontarse y guardarse en el propio mando para transportar todo el conjunto completamente plegado.

Advertisement

En modo Sport, el nuevo Mavic Air puede volar a 68,4 km/h. Gracias a sus antenas omnidireccionales situadas en el tren de aterrizaje, la señal tiene un alcance de 4 kilómetros con transmisión de vídeo en tiempo real a 1080p. Y como los demás modelos, es compatible con las gafas de vuelo DJI Goggles.

En cuanto al software, DJI ha mejorado el sistema inteligente de detección de obstáculos y añadido dos nuevos modos inteligentes aparte de los que ya describimos en nuestro análisis del Spark. En el modo Asteroide, el dron se eleva al tiempo que se aleja, capturando una panorámica esférica al final de su trayectoria de vuelo:

Advertisement

En el modo Boomerang, vuela alrededor de un objetivo en una trayectoria ovalada inclinada, grabando el recorrido de principio a fin:

Advertisement

El Mavic Air ya se puede reservar desde la tienda web de DJI. Estará disponible en tres colores (negro, blanco y rojo) por 800 dólares u 850 euros. El pack “Mavic Air Vuela Más”, que aparte del dron incluye dos baterías extra, el control remoto, dos pares de hélices adicionales, un adaptador de batería externa y un puerto de carga de baterías, se pondrá a la venta por 1000 dólares/1050 euros.