Dropbox, caído durante unas horas debido a un supuesto ataque. La noche del viernes 10 de enero, el popular servicio de almacenamiento en nube Dropbox aparecía cerrado y con un cartel en el que aseguraba estar experimentando problemas técnicos. Un grupo de hackers conocido como 1775 SEC se ha atribuido en Twitter la autoría del problema minutos antes de la caída. Dropbox, sin embargo, asegura que el cierre temporal se debe a tareas rutinarias de mantenimiento interno. El servicio ya se ha restablecido con normalidad y, pese a ciertos rumores en esa dirección, no ha habido robo de información personal.